“El cariño y el respeto seguirán siendo la tónica en esta separación”. Aunque Julio José Iglesias Preysler ha vendido como amistoso su divorcio no va a ser así. La ya expareja va a protagonizar un importante contencioso en los juzgados.


SEMANA ha tenido acceso a la contestación de Julio José Iglesias Junior a la demanda de Charisse Verhaert, la modelo belga de la que se ha separado tras 18 años juntos. En dicho documento, que se encuentra en la Corte de Miami, el hijo de Julio Iglesias e Isabel Preysler no solo rechaza la mayoría de las peticiones de su todavía mujer, sino que plantea una contrademanda.

Una de las peticiones más importantes de la modelo belga es el hogar en el que la pareja ha residido, una mansión en Miami Beach que tiene un valor de un millón de dólares. Julio, se niega en rotundo a esta petición. En su demanda, Charisse argumenta que: “Ambos han estado juntos como pareja durante dieciocho años, comprometidos desde 2004 y casados desde 2012. El esposo es internacionalmente famoso en la industria del entretenimiento. Su carrera incluye modelaje, televisión, cine y conciertos en todo el mundo. Que conoció a su esposa cuando ella iba camino de una exitosa carrera como modelo, que terminó después de que las partes se casaran en Madrid.

Julio José Iglesias
© Redes sociales.

La esposa no trabajó durante el matrimonio. Ella dejó a un lado su carrera como modelo para convertirse en ama de casa a tiempo completo”. En este punto, Julio viene a decir que no es cierto que dejara su carrera para convertirse en una ama de casa y argumenta que durante el matrimonio ambos acumularon numerosos activos y pasivos de manera independiente y que estos deben ser distribuidos según las leyes de la Florida.

Y es que no hay más que tirar de la hemeroteca para saber que durante los años de matrimonio, Charisse no solo fue una “ama de casa”, como ella mima se define, sino que trabajó en diversas campañas de publicidad en España y casi siempre presentada como la mujer de Julio José Iglesias.

Charisse pide 7.000 euros al mes para cubrir “todas sus necesidades”, que pasan desde su vestuario, viajes, gastos de la casa, seguro médico, regalos, gastos de su mascota y, lo más sorprendente, el dinero que necesita para su cuidados personales (peluquería, bótox, cera, bronceado) y que ascendería a casi 600 euros al mes. En su contrademanda, Julio José deja claro que muchos de sus bienes son de antes del matrimonio, por lo que “ella no tiene derecho a pedir el uso y disfrute de su casa de forma definitiva”.

Los documentos de la contrademanda de Julio José Iglesias

© SEMANA.

Vivienda y pensión

SEMANA se ha puesto en contacto con la abogada de familia en Florida (USA), Sandra Hoyos, quién nos dio su opinión legal: “En mi opinión es poco probable que ella pueda conseguir el uso de la vivienda de manera definitiva, y con respecto a la pensión que pide, seguramente será de manera temporal, por un periodo no mayor de tres o cuatro años, puesto que solo han estado casados ocho años”. El 22 de abril se llevará a cabo una nueva vista en la Corte de Miami donde seguramente quedarán resueltas algunas de estas cuestiones. Mientras tanto, ambos están conviviendo en la misma casa.

Lo que pide Charisse al mes

  • 2.128 € por impuestos de la casa
  • 714 € en comida
  • 200 € para restaurantes y 100 más para el teléfono
  • 4.314 € para vacaciones, vestuario, artículos de aseo, de cosmética, gimnasio, hobbies, etc.
  • 400 € que gasta en el coche
  • 700 € en seguro médico
  • 700 € para la comida de su mascota
  • 600 € en cuidado personal