Ana Obregón ha recordado a su hijo, Álex Lequio, cumpliendo una tradición que ambos repetían: emular el famoso baile de Michael Jackson.


Ana Obregón y Álex Lequio tenían una tradición que a la actriz le dolía seguir tras el fallecimiento de ‘su pequeño’. Madre e hijo solían emular a Michael Jackson bailando el ‘moonwalk’, un baile que popularizó el artista en 1983 y que fue repetido por millones de seguidores durante décadas. Aunque es una técnica muy difícil, la intérprete sabe a la perfección y así lo ha mostrado en un vídeo publicado en sus redes sociales por ella misma. Unos segundos que acompaña de un emotivo texto con el que deja claro que le rinde homenaje al que ha sido, sin duda, el hombre de su vida.

Vídeo: Redes sociales

«No me gustan los sábados. Parece que es el día en el que el dolor muerde más y te echo insoportablemente de menos. Siempre bailábamos juntos el Moon Walker…Llevaba años sin hacerlo pero hoy, en lugar de quedarme encerrada en mi cuarto, me he ido al gimnasio y aquí os dejo un pequeño tutorial. Espero que desde donde estés te guste vérmelo bailar de nuevo», ha escrito Ana Obregón en uno de sus últimos posts de Instagram.

Tras este ensayo con el que Ana inevitablemente se acordó de su hijo, la empresaria ha recibido muchos comentarios por parte de sus seguidores. En su mayoría aplauden este gesto tan especial, así como la actitud de Ana Obregón, quien poco a poco lucha por salir a flote. De hecho, cabe recordar que en solo unas semanas volverá a la pequeña pantalla, pues es la encargada de presentar ‘Las Campanadas’ junto a Anne Igartiburu. Este tándem el pasado año cautivó al público, por lo que Televisión Española no ha desaprovechado la oportunidad y ha vuelto a ficharlas para luchar contra el resto de pesos pesados.

Instagram

Fue hace tan solo unas semanas cuando mostró en el universo 2.0 la menina que había diseñado ella misma en honor a su hijo. Muy orgullosa con el resultado logrado, Ana Obregón explicó que esta pieza no solo era en su honor, sino también a aquellos que no han superado la enfermedad contra la que él batalló. Bajo el título ‘Gladiador’, Ana Obregón diseñó una menina en color azul que llevaba escrita la frase favorita de su hijo: «Todo lo que haces en esta vida con amor tiene eco en la eternidad». 

Desde su partida, Ana Obregón no ha dejado de llevar flores a su pequeño, pues su intención es sentirse cerca de él. La propia Ana lo reveló hace algún tiempo: «Hoy te llevaré flores como cada día desde que te fuiste, y a mamá también. Sé que no estás allí , pero, ¿qué más puede hacer una madre que quiere estar cerca de su hijo?».