Arantxa Palomino ha roto por primera vez su silencio en televisión. La mujer de Luis Lorenzo, actor de ‘Hospital Central’, ha dado su versión públicamente acerca del fallecimiento de su tía Isabel, quien murió a los 85 años el pasado año. Ahora una autopsia revela que en su cuerpo había niveles de cadmio y manganeso que estaban lejos de cualquier nivel habitual. «Mi tía jamás ha sido envenenada», ha comenzado diciendo. Aunque en un principio se mostraba mucho más pausada, finalmente se ha derrumbado ante las cámaras. «Mi familia está destrozada. ¿Puedo vivir con la conciencia tranquila viendo a mis hijos como les veo? No tengo ninguna duda de que esta situación se va a esclarecer», dice la esposa del actor.

Arantxa Palomino
Telecinco

Ella y su marido han contratado a un equipo de expertos para que ellos sean quienes analicen el motivo por el que Isabel Suárez Arias podía tener en su interior metales pesados. Mantiene que son inocentes y adelanta que ya existen teorías que les podrían exculpar de su muerte. «Somos los primeros interesados en aclarar esta situación. Yo ni sabía que era el cadmio. En mi casa no había cadmio y por eso soy la primera interesada en saber por qué han aparecido estos niveles en la autopsia. Sí puedo adelantar que ya manejan varias teorías…Me parece prematuro facilitar estas teorías que ya están encontrando una explicación que pueden atribuir el motivo que nada tiene que ver ni con mi marido ni conmigo sobre una ingesta inducida. Ya hay datos científicos que van a poder dar luz y que van a poder esclarecer estas dudas», ha comentado este jueves en ‘El programa de Ana Rosa’.

Tienen intención de colaborar con la justicia y no tiene problema en profundizar acerca de los dos testamentos que había hecho su tía, así como en los poderes que se le otorgaron a Arantxa Palomino antes de su fallecimiento. «En el testamento mantiene al mismo heredero que había nombrado hace 20 años haciéndole el mismo legado, a sus hermanos y a mí. Ahí incluye su voluntad de ser enterrada junto a su marido en el cementerio parroquial. Existe un certificado médico que acredita que tenía sus facultades mentales intactas», ha explicado.

Poco después se acudió a otro notario con el fin, según Arantxa Palomino, de únicamente conocer el dinero que su tía tenía para saber qué cuidados se pueden cubrir. «Solo quería saber el dinero del que ella disponía, ella me dice que no se podía tomar las pastillas porque no tenía dinero, me decía que ella solo tenía una pensión agraria. Yo necesitaba saber de qué patrimonio o dinero tenía para saber qué cuidados podía tener. Ella tenía una cuidadora 24 horas y eso tiene un coste altísimo. Yo quería administrar de la mejor forma posible sus bienes«, ha dicho. «No tuve constancia del saldo de su cuenta hasta su fallecimiento. Yo he podido disponer de la herencia desde el fallecimiento y no se ha tocado ese dinero«, añade.

Arantxa Palomino
Gtres

Desmiente que la familia de Asturias de Isabel no supieran de su estado, de hecho, dice que hay pruebas que así lo atestiguan. «Existen llamadas de larga duración, mensajes de texto, de Whatsapp donde se acreditan que sabían dónde estaba mi tía y que se les propuso venir a verla y lo rechazaron», señala. Tras exculpar también a su marido de todo lo sucedido y asegurar que pone la mano en el fuego por él, Arantxa ha contado que protagonizó una pequeña discusión con su marido delante de una médico de su tía: «Puedo poner la mano en el fuego de que mi marido no ha tenido que ver con la muerte de mi tía. Hubo un episodio con la médico de cabecera, donde él y yo tuvimos una pequeña diferencia, él no quería tener a mi tía en casa y yo le dije que él se iba antes que ella«. Así ha remarcado la unión que tenía con su tía, insistiendo en que ella «protege al más débil», al igual que ha contado que tanto ella como el actor se encargaban de sus cuidados.

Niega también que haya existido cualquier tipo de maltrato contra su tía, mantiene que «jamás les ha importado el dinero» y dice que jamás ha existido tampoco abandono. Y es que cabe recordar que se contó que Isabel había permanecido abandonada durante 9 horas en un centro comercial de Rivas mientras ellos estaban disfrutando de una jornada en un parque temático de Madrid. «Mi tía jamás ha estado abandonada. Se queda en el centro comercial porque es una decisión suya. Ella estaba perfectamente bien. Se hizo un tratamiento de hilos tensores y de microblading, un notario certificó que estaba bien. Si yo tengo a mi tía secuestrada no la dejo sola en un sitio así», finaliza.

¿De quién ha sido compañera Arantxa Palomino en la facultad de Derecho?

De Ana Soria, pareja de Enrique Ponce.