Vídeo: Europa Press

Aran Aznar, como mujer maltratada, no se cree a Rocío Carrasco y lanza una queja a Telecinco

Aran Aznar no se cree a Rocío Carrasco. Tiene muy claro cómo actuaría una mujer maltratada y cree que ella no lo es, aunque sabe que le lloverán críticas, especialmente de Carlota Corredera: «Me matará»

Rocío Carrasco ha tirado de la manta en su docuserie, ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’, desvelando episodios en los que su exmarido, Antonio David Flores, acaba señalado como presunto maltratador. Son muchos los que han dado un paso atrás y han querido ofrecer su apoyo incondicional a Rociito tras evidenciar que ha sufrido inmensamente al verse arrinconada por su ex, separada de sus hijos y distanciada de su propia familia. Sin embargo, no todos los que han visto el documental han extraído la misma conclusión. Se trata de los “negacionistas” que denuncia Carlota Corredera con cierta intolerancia, entre los que se encuentra Aran Aznar, la popular sobrina del expresidente del Gobierno José María Aznar, que asegura haber sufrido malos tratos en su vida y tiene una firme opinión al respecto.

Aran Aznar reconoce que ha seguido de cerca el caso de Rocío Carrasco, entre otras cosas, porque comparte abogado con Antonio David Flores. Ella hace hincapié en que la justicia sí que le respaldó en sus juicios por malos tratos, en comparación con la hija de Rocío Jurado: “Tengo juicios y denuncias. Tengo heridas y pruebas. Yo soy víctima de malos tratos y de eso se sale. Cuando los jueces no le dan la razón, lo siento, pero lo dudo”, sentencia Aran Aznar, para después dejar clara su postura sin miedo a las consecuencias de no seguir la opinión popular: “Sé qué es una mujer maltratada y no saldría a cámara riéndome y menos después de tantos años. Yo no me la creo”, continúa explicando en el vídeo que acompaña estas líneas.

© Telecinco.

A pesar de que Aran Aznar no respalde el testimonio de Rocío Carrasco, sí que tiene un mensaje de esperanza para las mujeres que han estado en una situación de violencia de género: “Las mujeres maltratadas no tenemos que morir en manos de nuestro maltratador. Se puede salir, da miedo denunciar, pero la policía y los servicios sociales te protegen. En este país te cuidan para que no llegues a morir en manos de tu maltratador, se puede salir de ahí”, asegura ella que, en principio, corrió mayor suerte que Rociito al contar con el respaldo de las instituciones encargadas de velar por la protección de las mujeres en tan delicadas circunstancias.

Eso sí, de lo que se queja Aran Aznar es que ella no ha contado con la misma oportunidad que sí ha tenido ahora Rocío Carrasco de contar su verdad y es que ella trató de exponer su historia de malos tratos en televisión para ayudar a visibilizar esta lacra social y animar a las mujeres a salir de la oscuridad para denunciar sus propios casos, acudir a la justicia y buscar, sobre todo, su propia felicidad. En ese momento, desde Telecinco, cadena en la que estaba colaborando en realities y entrevistas, consideraron inoportuno mostrar su historia: “Se lo conté a mi representante y lo llevó a la televisión y le dijeron que era un tema escabroso para contar”.