Repasando su trayectoria profesional, Antonio Orozco se ha roto al hablar de la muerte de la madre de su hijo: «Tenemos quien nos quiera», declara emocionado.


Antonio Orozco se ha sentado en el plató del programa de Toñi Moreno, ‘Un año de tu vida’, para repasar su carrera profesional cuando el sector pasa por uno de los momentos más complicados por culpa de la crisis del coronavirus. «Estoy agradecido, feliz, creo que la vida me está tratando bien. Me están pasando cosas muy bonitas que no me podría imaginar. Me siento afortunado porque tengo la suerte de poder vivir la vida como yo he elegido».

El cantante vive con su hijo Jan, que tiene 14 años, y con él mantiene conversaciones de lo más profundas: «Hablaba con mi hijo, hablamos muchas cosas, muchas de ellas no tienen sentido… Ya empieza a entender que lo más importante que te puede pasar en la vida es que cada día puedas elegir, no hay nada más importante. Hay que cuidar a los que te cuidan, hay que ser amable con las personas que se te acercan cada día… digo que me siento afortunado porque estoy pudiendo elegir bastante. No cambiaría nada de mi vida, lo dejaría todo como está», dice sobre el momento en el que se encuentra.

Antonio Orozco desvela cómo se encuentra actualmente

© Canal Sur.

La madre de Antonio Orozco es una de las personas más importantes de la vida del cantante. Asegura que es ‘influencer’ y ha sido uno de los apoyos más incondicionales cuando las malas noticias han llegado. «Si alguien tiene un día malo, asomaros a su Instagram, os va a alegrar la vida. Ha pasado malos momentos, y ahora le toca vivir la vida. Los médicos la deberían recetar», ha dicho con una sonrisa en la cara.

«Nos ha enseñado a ser agradecidos. Uno tiene que aprender a ser capaz de disfrutar de lo que tiene. Ella es muy feliz. Mi madre todavía trabaja, no lo hace por dinero. Lleva 60 años trabajando en la misma casa, limpiando y ha criado a todos los niños de esa familia. Es asistenta de hogar. Han pasado 60 años y todavía se levanta a las 7 de la mañana para pasar el día con la señora. Se jubiló hace tiempo, pero sigue haciéndolo», destacada sobre su madre.

Su madre está siendo clave también en la vida de Antonio Orozco, que cría a su hijo solo, ya que su madre falleció hace unos años. «Ojalá mi hijo tenga los valores de mi madre. Me da 30.000 vueltas. Está dando el cambio. Antes era un niño con mirada dulce, ahora es un gremlin. Se llama Jan y es el principio y el final de todos los días de mi vida, sin ninguna excepción», ha comenzado diciendo sobre su hijo.

Asegura que su hijo es el principio y el final de su vida

© Redes sociales.

«Sois un equipo», le dice Toñi Moreno. Antonio Orozco le ha querido dar algunos detalles de cómo se apañan juntos: «Tenemos quien nos quiera, estoy muy agradecido a la vida y quiero decir que yo no hubiera sido capaz de hacerlo solo o de construir lo que estoy construyendo con ese niño. Tengo a mi familia, tengo a mi madre, a mis hermanos… tengo una red. Me he caído muchas veces pero no he tocado suelo. Han sido unos años muy duros. Las he pasado canutas, he perdido a dos personas muy importantes de mi vida de golpe, fue autodestrucción. Nadie está preparado para eso, pero por suerte tenía una mano a la que cogerme. Estuve sosteniéndome. La música me ha ayudado un montón. Todo valía para salir del pensamiento único que tenía», desvela.