«No me esperaba que la vida me pudiera poner en esa tesitura», ha confesado el colaborador sobre el affaire que puso en crisis su matrimonio.


Nunca antes se había atrevido a comentar en público las intimidades de su relación con Marisa Martín Blázquez, pero gracias al concurso ‘Quiero dinero’, Antonio Montero ha hablado por primera vez de su flirteo con otra mujer. Todo sucedió en 1995. Al reportero lo inmortalizaron acompañado de una chica que no era la de su esposa. Entonces «estaba casado desde hace mucho tiempo. Yo estaba con una señora comiendo en un restaurante», ha relatado en colaborador. Aquellas imágenes provocaron un problema en su matrimonio. «Tuve mi problema, claro. Fue importante en el sentido que por primera vez en mi vida había ido a comer con alguien que no era mi mujer. Era una mujer que conozco en un viaje de trabajo».

«Me produce una convulsión emocional»

Antonio Montero se considera un hombre tranquilo en lo que a pasiones se refiere, pero conocer a aquella mujer fue un revulsivo en su vida: «Me produce una convulsión emocional y me planteo que por qué me pasa eso». Tras ser pillado habló con su pareja de lo sucedido: «Las vio Marisa y se lo conté», contaba el pasado martes en ‘Sálvame’. La historia fue tan intensa que supuso una importante crisis en su idilio con la madre de sus dos hijos: «Tuve que elegir y no tuve ninguna duda». Sus revelaciones han despertado tanto interés que en su nueva tarde enfrentado a las preguntas de Kopérnica se le han vuelto a plantear estas cuestiones.

Este jueves, Antonio Montero ha ofrecido nuevos detalles sobre la mujer que lo cautivó al punto de plantearse cambiar su vida. «Fue un flechazo, que joroba mucho más en estas cosas», ha detallado. Aquello duró poco tiempo, pero Marisa Martín Blázquez se percató enseguida de lo que sucedía. «‘Marisa siempre me ha notado todo, por eso siempre he sido sincero. Ella sabe que soy muy transparente, se me ven mucho las cosas. Lo hablamos y cuando me preguntó ‘qué te pasa’ se lo dije. Cuando llegaron las fotos ella no me dijo nada. Hubo una llamada telefónica y me preguntó. Se lo conté y lo hablamos. Ella es una crack».

Telecinco

«Fue una situación muy comprometida», ha subrayado. Cuando se sinceró con su esposa, esta le dijo: «Lo sé hace tiempo que está pasando esto. Fue una cosa de 8 ó 10 días, pero es que yo soy muy intenso». El periodista ha contado que jamás imaginó que algo así le pudiera suceder: «No me esperaba que la vida me pudiera poner en esa tesitura. Yo me casé con 24 o 25 años y ya habían pasado unos doce años».

«No me avergüenzo de nada»

«Las fotos eran de un momento en el que habíamos terminado de comer en la Casa de Campo. Había unas sillas fuera del restaurante apiladas y me senté allí a charlar», ha añadido. «Sabía que no tenía solución esa situación». Asimismo, ha recalcado que lo suyo con aquella mujer no es nada extraordinario. «A veces somos muy hipócritas cuando tratamos esas cosas y son cosas que pasan en la vida y no me avergüenzo de nada. Duele porque a lo mejor la otra persona la pones en una situación difícil. Lo entiendo, pero tampoco tiene nada de inhumano».

Telecinco

Kiko Matamoros le recriminaba por su actitud. «Has sido un adalid de la moral toda la vida y me parece que te faltaron narices para rematar». Montero le respondía: «No fue una cuestión de que faltara nada para rematar… No rematé porque no quise. Porque lo tenía claro y creía en mi mujer ciegamente». Aseguraba que lo tenía claro, pero también sentía importantes dudas: «Soy un ser humano y no lo tenía claro. Aquello me provocó un problema».

«Aquello me generó un conflicto personal»

En su relato, Montero ha confesado que se le pasó por la cabeza seguir adelante con todo. «Llegué a pensar en ese momento: a lo mejor hay una posibilidad de organizarse. Y joder, qué pasa. Esto es una realidad. Marisa me dijo: ¿Pero tú estás tonto, estás loco? Aquella situación me generó un conflicto personal real, emocional. Pero no era el problema de rematar».

GTRES

Antonio Montero y Marisa Martín Blázquez se conocieron en la Facultad de Ciencias de la Información y han estado juntos toda una vida. Rompieron hace cinco años, después de 25 de matrimonio, pero siguen manteniendo muy buena relación. Incluso siguen viviendo en la misma casa. «Seguimos siendo una familia y nos queremos muchísimo«, ha declarado la colaboradora de ‘Viva la vida’ a SEMANA. «Llevamos juntos más de 30 años y después de este tiempo hay cariño, amor y confianza. Juntos remamos a favor de la familia, convivimos, seguimos yendo a sitios juntos y nos llevamos de maravilla. Todo esto solo se puede conseguir si te llevas bien y es una suerte».