El ex Guardia Civil reaparece en plena tormenta mediática para acompañar a su hija, Rocío Flores, al médico tras su operación de pecho.


Antonio David Flores está siendo el apoyo más incondicional para su hija, Rocío Flores, cuando esta se encuentra en plena recuperación. La joven se operó hace unos días del pecho y este jueves ha tenido que acudir a la clínica para la revisión. De hecho, la consulta era para quitarle ya las vendas que lleva desde que entró en quirófano, por lo que ya ha podido ver el resultado de la intervención.

Padre e hija han llegado en un coche conducido por otra persona. Esta los ha dejado en la puerta del lugar en el que la joven tenía la consulta. Antonio David Flores, que iba de copiloto, ha sido el primero en bajarse y no ha dudado en abrirle la puerta a su hija para que esta no tuviera que hacer ningún tipo de esfuerzo.

«Todo bien gracias», ha declarado Rocío Flores mientras andaba con cuidado para evitar recibir golpes. Hay que recordar que la intervención está muy reciente y que cualquier golpe podría resultar doloroso y también problemático para sus cicatrices. Su padre, que estaba muy pendiente de su hija, ha advertido a la prensa con un «cuidado».

Rocío llega a la clínica para una revisión acompañada de su padre

Vídeo: Europa Press.

Rocío Flores lleva apenas unos días operada por lo que todavía tiene que pasar tiempo en reposo. Su look para acudir a la revisión es bastante significativo de cómo está viviendo estos días. Y es que para acudir a la clínica, la joven ha lucido un chándal cómodo y muy llamativo, basado en pantalón azul petróleo con cremalleras amarillas, y una sudadera con la que no pasaba desapercibida.

Una operación muy deseada por Rocío Flores

Este lunes Rocío Flores se sometió a una operación de pecho, algo que tal y como ella ha confesado en sus redes sociales, llevaba mucho tiempo queriéndose hacer. Ahora, ya ha dado este paso y poco a poco va desvelando nuevos detalles de cómo evoluciona tras salir de quirófano. Este miércoles es el tercer día post operación y aseguraba que «la verdad es que estoy evolucionando bien». En plena vorágine familiar tras la ruptura entre Olga Moreno y su padre, Rocío se centra en cuidarse y mimarse a ella misma. Aunque la colaboradora de televisión no ha querido desvelar de qué se trata su operación de pecho, Kiko Hernández desveló que decidió hacerse un «aumento«.

A los tres días de pasar por quirófano, la joven se dejó ver en sus redes para contar cómo está pasando los primeros días tras su operación: «Yo pensaba que iba a dolerme muchísimo pero sí que es verdad que tampoco he tenido un dolor que tú digas wow. Más que nada he tenido un poquito de molestias», decía visiblemente emocionada por haber dado este paso. «Ayer tuve bastante molestias en la espalda a la hora de dormir sobre todo. Hoy ha venido el fisio y la verdad es que me ha aliviado muchísimo. Así que ya estoy mejor», seguía contando. Ahora solo queda esperar cómo de contenta está con el resultado tras quitarse este jueves las vendas.