Noche grande para Antonio Banderas. El actor español más laureado ha sido reconocido por la revista Vanity Fair le ha otorgado como ‘Personaje más influyente del año 2019’. El malagueño no ha podido estar mejor acompañado para una cita tan especial y llegaba junto a su pareja, la empresaria Nicole Kimpel y su hija Stella del Carmen, que ha querido venir con su hermanastra.

Banderas vistió un esmoquin negro con pajarita a juego y camisa blanca. Por su parte, Kimpel lució un vestido largo negro, escote en pico y dos aberturas en la parte trasera, una en la espalda y otra en la falda. Su hija Stella deslumbró con un bonito vestido negro de tirantes que acompañó con unas sandalias negras y su melena morena peinada hacia atrás con la raya al medio.

Su magnífica interpretación en ‘Dolor y Gloria’, película española elegida para representar a España en los Óscar, le ha valido esta distinción y él es consciente de ello: «Tener la película de Almodóvar que prácticamente abre el año y terminar el año con el teatro que ha sido un trabajo muy bonito». A sus casi 60 años, Antonio Banderas sigue imparable, aunque con la gran compañía que tiene a su lado no es de extrañar que esté tan lleno de vida.

En la gala coincidió con otros rostros ilustres del panorama nacional Antonia Dell´Ate, Isabel Preysler, Agatha Ruiz de la Prada y Luis Miguel, el Marqués de Griñón y Esther Doña, Adriana Abascal, Andrea Duro o una embarazadísima Hiba Abouk. El actor español estuvo departiendo durante un buen rato con la modista y su chico. Adriana Abascal fue una de las que más elogió a Banderas: «Él es el Español del año, del siglo. Personalmente le tengo muchísimo cariño y muchísima admiración”.