La presentadora de televisión lleva ya seis días de aislamiento por haber dado positivo en coronavirus y ahora ha sido su hija, Anna Ferrer Padilla, la que ha contado cómo se encuentra su madre: «Está pachuchilla».


Anna Ferrer Padilla está confinada con su madre, Paz Padilla, en su casa después de que esta diera positivo en coronavirus. Desde el momento de saberlo, empezó el protocolo para aislarse y esperar a que las pruebas sean negativas de nuevo. Ha sido la presentadora de televisión la que ha dado positivo y no su hija (por el momento), pero ambas han decidido separarse en el domicilio en el que convivan para evitar el contagio.

«Para los que me preguntáis por mi madre, está bien. Está un poco más pachuchilla, pero bueno, que está bien. Por eso seguramente no ha colgado nada, pero está bien», ha desvelado la joven en sus Stories de Instagram. Parece que está teniendo algunos síntomas por culpa del coronavirus, aunque según las palabras de su hija, todo hace indicar que están siendo leves.

Anna Ferrer Padilla desvela cómo se encuentra su madre

Vídeo: Instagram.

Paz Padilla ya se encuentra en el sexto día de confinamiento en casa. La presentadora de televisión parece haber ocupado las horas en hacer todo lo que no es capaz de llevar a cabo cuando tiene que trabajar. Pero ya se le está cayendo la casa encima, como quien dice, ya que no encuentra más cosas para hacer entre las cuatro paredes del lugar en el que está aislada dentro de casa.

Ella misma compartía una instantánea en la que aparece vestida con ropa cómoda y tirada en el sofá. Hay que destacar que Paz ha decidido aislarse en la casita que tienen en el jardín de su casa de Villaviciosa de Odón en Madrid para evitar contagiar a su hija. Allí pasa las horas pensando en muchas cosas y recordando a su pareja, fallecida el pasado año: «Sé que me estás cuidando, te quiero», le dedicaba hace unos días.

El sexto día de encierro ya le pasa factura a Paz Padilla

© Redes sociales.

Desde su aislamiento, necesita la ayuda de su hija para cada cosa que quiere hacer. Este mismo miércoles, Anna Ferrer enseñaba a través de un vídeo cómo hace para dejar algunas cosas que le pide su madre. La joven sale de casa, deja lo que le ha pedido su madre en la parte exterior de una ventana y cuando ya está de nuevo metida en casa, es cuando Paz sale para recogerlo. Aunque se les está haciendo un poco cuesta arriba porque no solo viven juntas, sino que llevan a cabo proyectos profesionales conjuntos, tanto madre como hija están llevándolo de la mejor manera posible. «Pobrecita», escribe su hija en una de sus últimas publicaciones.