Anabel Pantoja ha repasado los momentos más importantes de su vida en ‘La cápsula’, un espacio en el que se ha sincerado sobre la ruptura en el clan Pantoja y en el que ha hablado sobre su reciente separación de Omar Sánchez. La sevillana anunció su ruptura con el canario el pasado 31 de enero, pero aún no la logrado pasar página.

«He sido súper feliz y es una persona que no podré quitarme nunca de mi vida. Es el hombre que me quiere como me quiere, que me cuida como me cuida, que está pendiente de mí.  Me dio esa salida tan bonita, descubrir ese paraíso de su mano… Me salvó de estar aquí», ha arrancado diciendo.

«Omar es una persona que no podré quitarme nunca de mi vida»

La andaluza no ha podido reprimir las lágrimas al hablar del monitor de surf: «Siempre he querido luchar por tener esa familia. Quería sentarme en la mesa con m marido. Él quería y me ha hecho muy feliz. Me ha enseñado muchas cosas, me ha ayudado mucho, me calmaba. Me decía, tranquila, que estoy aquí esperándote. Yo pasaba los días en Madrid luego llegaba a casa, al cielo. Eso no se saca del corazón de un día para otro».

«Es un tío que no me merezco», añadía cuando Jorge Javier Vázquez le ha preguntado por su idilio con Omar, que apenas duró cuatro años. «A veces digo: ¿Qué he hecho? Que me he separado, que todo se ha ido al garete». En estos momentos, la andaluza no es capaz de adivinar qué pasará en el futuro: «Si no sé lo que voy a cenar esta noche, imagínate si voy a saber lo que voy a hacer mañana… No creo en la felicidad 100% ni en el amor eterno al 100% ni en la vida al 100%. Creo en ser feliz cada día. Lucharé por ser feliz cada día y cuando acabe el día decir: ‘Lo he hecho bien».

Anabel Pantoja and Omar Sanchez during presentation  firm Lueli by AnabelPantoja in Madrid on Wednesday, 17 November 2021.
Anabel Pantoja, Omar Sánchez

Anabel y Omar Sánchez celebraron su fiesta de bodas en octubre de 2021 en la isla de La Graciosa. A excepción de su prima Chabelita, casi nadie de su clan asistió al enlace. «Para mí fue una boda especial. Pero yo me enfrié, todo se enfrió y creo que mi negro, Omar, no se merece que yo no estuviera al 100% y de verdad que lo intentamos», ha manifestado.

«No me casé por dinero»

Al rememorar su enlace, la sobrina de tía Isabel Pantoja ha dejado claro que hizo lo que soñaba hacer: «Fue una boda espectacular. Me quedo con que yo quería casarme en esa esquina, en La Graciosa, que se veía Lanzarote de fondo. No fue un postureo ni nada. No me casé por dinero, como se ha dicho. Me casé donde quise, en La Graciosa y por la tarde para que mis compañeros estuvieran conmigo ya que no podían venir. Fue un cúmulo de todo. Podría haberlo hecho a escondidas y llevándome el dinero».

Kiko Rivera posado
Foto: Instagram

Anabel también ha tenido tiempo de hablar de la escasa relación con su primo Kiko Rivera. «No nos vemos apenas. Las pocas veces que he ido ha sido para ver a sus hijos. En una ocasión no salió y la otra ocasión creo que no estaba. Ahora mismo es difícil, pero cuando me necesite sabe dónde estoy», ha reconocido. «Sé que él ha encontrado su hueco en la familia de Irene, con sus amigos. Pero nosotros hemos sido su familia siempre. La gente no es perfecta y te puede fallar. Pero la vida te la da una persona. A mí mi padre me la dio».

«Kiko ha encontrado su sitio en la familia de Irene»

«Me haya fallado o no, voy a estar ahí porque si no el día que no esté no voy a dormir. Yo sé que él siempre ha sentido adoración por su madre. Y no te voy a decir lo que siente ella por él. Yo no puedo hacer nada. Me encantaría que todo volviera ser como antes», añadía. «Yo hablo en mi papel como hija. Nadie me va a separar del que me dio la vida», añadía. «Él ha encontrado su sitio en la familia de Irene y con sus amigos, y yo tengo el mío. Ha estado pendiente de mi padre y no me puedo quejar. Yo tengo mi gente que se preocupa de si he comido o de cómo tengo la cabeza».

¿Cuándo se separaron Anabel Pantoja y Omar Sánchez?

Fue el pasado 31 de enero cuando la sevillana anunció el final de su matrimonio con el monitor de surf canario, con el que llevaba cuatro años de relación.