La colaboradora está devastada. Su primo ha decidido no dirigirle la palabra. Tampoco se habla con Chabelita. «Ellos eran mis hermanos», lamenta.


El tenso encuentro entre Anabel Pantoja y Kiko Rivera ante las cámaras de Telecinco ha tenido graves consecuencias. Según ha desvelado la colaboradora en ‘Sálvame’, su primo «decidió no tener relación conmigo a partir de lo que pasó en el ‘Deluxe’. Ese fin de semana las pasé». No fueron capaces de poner solución a sus diferencias y desde entonces no se hablan.

«Eso se enquistó, se fue mal conmigo de aquí y me pidió que no estuviera en su vida. Mis compañeros se están enterando ahora… Me lo he tragado sola», ha relatado. «Por supuesto que voy a respetar su decisión. A través de otras personas he intentado hablar con él, pero no ha querido».

«No sé si las cosas se van a solucionar»

La sevillana no se ha mostrado demasiado optimista sobre lo que pasará en el futuro con Kiko. «No sé si las cosas se van a solucionar o no. Lamento que siempre he estado ahí y ahora no esté, sobre todo por los peques», ha contado a sus colegas. Después del encontronazo en el ‘Deluxe’, el DJ no ha querido saber de ella. Incluso la ha bloqueado en WhatsApp. Quien sí se ha puesto en contacto es Irene Rosales. Pero es la única de la familia que ha estado en conocimiento sobre el conflicto: «Irene me llamó. Mi chico está en Honduras y no lo meto en esto. Mi madre sufre muchísimo porque quiere a Kiko. Y a mi tía no le he dicho nada».

Telecinco

Anabel ha precisado que la petición de Kiko y su decisión de no querer saber de ella fue contundente: «Me lo dejó muy claro». Ahora intenta dar con los motivos que han provocado este distanciamiento y cree que tiene que ver con la manera en la que ha gestionado su guerra con Isabel Pantoja. «Creo que él se piensa que yo he tomado una postura y me he posicionado a favor de una parte. A mí el conflicto no me había hecho posicionarme, ni públicamente ni privadamente», puntualizaba.

Anabel Pantoja entona el ‘mea culpa’: «Yo le he fallado»

«Es verdad que yo le he fallado y he querido pedirle disculpas. Le he escrito y le he preguntado cómo estaba. No le he preguntado por eso porque no me he querido meter en esa guerra. Él ha querido quitarme de su vida y yo lo respeto. Me parece muy heavy que esto haya acabado así. Que me alegra muchísimo lo de Isa, pero también me da envidia. Ellos eran mis hermanos», añadía.

Lo que más le duele es que que Kiko no ha sido el único que le ha dado la espalda. Chabelita tampoco se habla con ella. «Si me pongo como me pongo estoy montando un numerito, si me pongo como me pongo es que estoy haciendo un drama. Yo a ellos los quiero, pero a sus hijos los quiero más. Los quiero como si fueran míos, aunque los tenga lejos, aunque los tenga como antes. Me da rabia haberme quedado en un segundo plano para ellos», decía.

Telecinco

«Igual no he estado a la altura, pero no me lo merecía. No puedo entender esa cosa conmigo», ha reflexionado Anabel en ‘Sálvame’. Con Chabelita la relación es fría y escasa. Cada vez le cuesta más acceder a ella: «A Isa cuesta trabajo localizarla. Yo no la llamo para cotillear ni para preguntarle».

«Kiko se ha decepcionado conmigo y yo de él»

En estos momentos, lo que la ayuda a mejorar su estado de ánimo es pensar en Omar Sánchez. Los planes de boda de la pareja siguen adelante, así que ya no le importa si Kiko o Chabelita deciden no ir. «No voy a mandar una invitación a través de un papel o a través de WhatsApp. Los voy a llamar a todos. Llamaré a la gente que quiero y a la que quiero ver. ¿Que no les apetece? Pues nada», explicaba. «¿Que no me quieren como amiga? Lo siento. ¿Que no me quiere como colaboradora? Lo siento. No voy a perder mi tiempo».

«Él se ha decepcionado conmigo y yo me he decepcionado de él», concluía. Como remate a sus problemas familiares, ha destacado que la relación con su tía no atraviesa su mejor momento: «Con mi tía tengo lo mínimo». El cisma en el clan Pantoja es cada vez más grande.