Ana Rosa Quintana ha recibido este jueves la visita de Pablo Iglesias, vicepresidente del Gobierno, en el plató de su programa, donde ha hablado sobre la subida del salario mínimo a 950 euros anunciado recientemente y la reforma laboral. Además, ha tenido que aclarar la subida de impuestos prevista por el Gobierno, que va a perjudicar a la presentadora de televisión.

La presentadora de televisión le ha querido reconocer a Pablo Iglesias que a ella le afectará la subida de impuestos. «¿Son los ricos los que cobran más de 130.000 euros?», le preguntaba Ana Rosa Quintana al vicepresidente del Gobierno. Pablo, pensando que su salario no excedía esa cantidad, ha comentado: «No creo que ni tú ni yo estemos en esa franja para tener que pagar un poquito más de IRPF».

«Yo sí», contestaba la presentadora de ‘El programa de AR’. Una afirmación con la que desvela que su contrato con Mediaset supera los 130.000 euros. Sin embargo, muy lejos de estar en contra de esta medida, Ana Rosa Quintana ha querido dejar claro que no tiene problemas en pagar religiosamente sus impuestos.

«Se paga como se está pagando. Yo le debo mucho a la sociedad y quiero que haya sanidad, que la gente cobre su para, quiero que suban las pensiones que son de vergüenza…», decía rotunda.