Ana Obregón ha hecho una escapada a Roma con su amiga, Susana Uribarri, días después de confirmarse que dará las Campanadas junto a Anne Igartiburu.


En los días posteriores a que se confirme la apuesta de TVE para las Campanadas, Ana Obregón ha hecho las maletas rumbo Roma. La presentadora ha viajado hasta Italia con una de sus mejores amigas, Susanna Uribarri, quien además es su representante y allí ambas han disfrutado de atardeceres inolvidables. De hecho, la actriz no ha querido perder la oportunidad y se ha fotografiado ante un paisaje en el que ha vuelto a sonreír. Unas imágenes que ha posteado en su perfil de Instagram, donde además ha compartido una frase de un seguidor que le ha hecho reflexionar. «Algo tiene la luz del atardecer sobre los tejados romanos qué me abstrae de mi realidad , donde no soy más que un alma que se conecta con la historia de todo lo eterno. Y me viene incesantemente una frase que me escribieron ayer por Instagram y quiero compartir con todo mi amor con todos los padres que están en mi situación», comienza diciendo Ana.

Ana Obregón Roma
Redes sociales

«Valientes son una madre y un padre que tienen que devolver a su hijo al cielo. Gracias a quien la escribió y gracias a Susanna por estos atardeceres romanos», ha escrito la intérprete. De este modo, se despide de un viaje que le ha hecho pensar y que le ha ayudado a ver con más claridad el que es su próximo proyecto: despedir el año junto a millones de españoles. Cabe recordar que meses después de perder a Álex Lequio, Ana hizo tripas corazón y presentó junto a Anne Igartiburu un especial que batió récord, un objetivo que persigue este año la cadena público junto a ellas una vez más.

Todo apunta a que una vez más Ana Obregón vuelva a dar un discurso capaz de erizar a cualquiera. Fue el año pasado cuando la actriz pidió salud para todos y es que acabábamos de hacer frente a una pandemia, una crisis sanitaria ante la que la presentadora empatizó y tras la que también quiso dirigirse a su hijo. Agradecida por la acogida que tuvo el programa y por los datos conseguidos, Ana espera que en la despedida del 2021 haya al menos los mismos acompañantes que el pasado año.

Ana Obregón Roma
Redes sociales

Este año tampoco ha sido fácil para Ana, pues ha perdido también a su madre y, además, ha tenido que acompañar a su padre en varios ingresos hospitalarios. Sin embargo, ha intentado mostrarse fuerte, en especial, gracias a la ayuda de sus hermanos, quienes no le abandonan en el que es el momento más complicado de su vida.