Ana Obregón ha desvelado casi un año después de la muerte de su hijo, Álex Lequio, cómo vivió el momento previo a morir su hijo.


Cuando quedan apenas unos días para que se cumple un año de la muerte de Álex Lequio tras dos años de incansable lucha contra el cáncer, su madre, Ana Obregón, ha querido contar algunos de los detalles hasta ahora desconocidos del que ha sido el peor año de su vida. La actriz dijo rotunda el día que murió su hijo que su vida se había apagado. De hecho, desde ese día, todas las publicaciones que ha compartido en las redes sociales tienen que ver con los recuerdos que tiene de Álex Lequio.

Ahora la actriz ha concedido una entrevista de lo más sincera a Vanity Fair, donde la propia Ana Obregón desvela el año tan duro que ha pasado. Ella misma explica que ha sido la meditación lo único que le ayuda a llevar este duelo. Atrás deja los médicos, los psicólogos y la medicación: «Tengo que superarlo sola, poco a poco sé que lo voy a conseguir (…). Estoy en un momento muy vulnerable. Si y o empezara ahora con el vino o las pastillas, no me los quitaba nunca».

Ana Obregón vivió los últimos días de la vida de su hijo en Barcelona. Álex estaba ingresado en un hospital de la ciudad Condal, donde estaba recibiendo un tratamiento para intentar superar la enfermedad. Fueron unas semanas duras. Ahora ella misma ha querido revelar por primera vez cómo fueron los últimos minutos de vida del joven. 

«Tuve 48 horas para hacerme a la idea. Me había ido al apartamento a duchar y me quería echar una hora, pero le acababan de hacer un TAC y Alessandro me llamó: ‘Ana, ven. Ya no hay tiempo’. Estuvimos 48 horas cogiéndole los dos de la mano… Y así se fue. Me quedé abrazada a él bastantes horas. Luego se lo llevaron», ha desvelado Ana Obregón por primera vez sobre los momentos previos y posteriores a la muerte de su hijo.

Ana, ven. Ya no hay tiempo», le avisó Alessandro desde el hospital

© Gtres.

Toda España estaba conmovida por la dura noticia y Ana Obregón no ha parado de recibir desde el 13 de mayo de 2020 mensajes de apoyo. Y no solo por parte de personas anónimas que se han volcado con ella, también por parte de rostros conocidos. La actriz ha contado la primera llamada que recibió tras la muerte de su hijo. Se trataba de la Reina Sofía: «Empezó a sonar el teléfono de Alessandro y en una de esas me pasó a la reina Sofía. Cariñosísima. Me dijo mi hermana que hablé como 10 minutos con ella, pero yo no me acuerdo de nada. Antes me había llamado el Rey Juan Carlos. Cariñosísimo también. Se lo agradeceré toda la vida».