miércoles. 12 agosto 2020

Ana Obregón pone tierra de por medio tras la muerte de su hijo: su destino de vacaciones

Ana Obregón se enfrenta a su verano más complicado en Mallorca, su lugar habitual de vacaciones, tras la muerte de su hijo. La actriz ya se encuentra allí


Ana Obregón quiere, en la medida de lo posible, seguir con su vida. Tras el duro golpe que ha tenido que vivir por la muerte de su hijo, Álex Lequio, el pasado 13 de mayo tras su lucha contra el cáncer, la actriz busca evadirse y escaparse ante los difíciles tan complicados a los que se ha tenido que enfrentar. Por este motivo, la actriz ha decidido poner tierra de por medio y se ha marchado a Palma de Mallorca, su lugar habitual de vacaciones y donde tiene una casa a la que acude todos los años, siendo este, sin lugar a dudas, el más complicado de su vida.

Ana Obregón se ha trasladado a Mallorca, su lugar habitual de vacaciones

Llegar a Mallorca supondrá un cúmulo de emociones. Sobre todo después de que el pasado año, Ana disfrutara de la compañía de su hijo, Álex Lequio. Madre e hijo tendrían previsto viajar juntos también este año durante una temporada, unos planes que se vieron truncados el pasado 13 de mayo. Ana Obregón ha decidido viajar a Mallorca para alejarse de Madrid y todo lo que ha vivido durante los últimos meses. Y es a pesar de que hace ya casi tres meses del fallecimiento del hijo de la actriz y Alessandro Lequio, no ha sido hasta ahora cuando ha podido darle el último adiós.

Cabe recordar que debido a la pandemia a consecuencia del coronavirus, al funeral de Álex Lequio tan solo pudieron acudir las personas más cercanas. Un adiós en la más estricta intimidad debido a las restricciones impuestas por el Gobierno. Por este motivo, Ana Obregón quiso homenajear a su hijo cuando todos sus seres queridos pudieran acompañarle. Esto fue el pasado martes 30 de junio en la Parroquia Nuestra Señora de La Moraleja, muy cerca de su residencia habitual. Esto supuso el momento de inflexión para la actriz, ya que por fin pudo darle a su hijo el adiós que ella quería darle.

La actriz se enfrenta a su verano más complicado

Tras esta misa funeral en homenaje a Álex Lequio, la actriz ha tomado la decisión de hacer las maletas y marcharse hasta Mallorca, para «disfrutar» de la calma y el aire del mar, algo que siempre ha llenado de vida a la actriz. Además, Ana ha aprovechado para quitarse el riguroso luto que ha llevado desde el fallecimiento de su hijo. Ahora, y con su llegado a la isla balear, ha tomado también la decisión de comenzar a deshacerse de ese riguroso negro e intentar empezar esta nueva etapa de su vida, la más dolorosa. Como viene siendo desde la muerte de su hijo, la actriz cuenta con el apoyo y la presencia, en todo momento, de sus hermanas, que se han convertido en el pilar fundamental para sobrellevar esta situación. Os mostramos las fotografías del primer día de las vacaciones más complicadas de Ana Obregón.

X