«Me protegió y me dio la lección de vida más cruel que un ser humano puede soportar», ha asegurado a través de sus redes.


Fue un 13 de mayo cuando Ana Obregón sufrió el mayor mazazo de su vida, la muerte de su hijo Álex Lequio. Fiel a este aniversario, la actriz y presentadora le ha rendido tributo nuevamente rescatando una bonita imagen tomado en la época estival. La acompaña de un sobrecogedor mensaje donde le recuerda como un auténtico héroe.

Redes sociales

«Muchas personas no creen en héroes, pero yo tuve la suerte de conocer uno y lo supe desde el momento en que nació», comienza este último ‘post’. Subraya que el joven, que falleció a los 27 años después de 2 de lucha contra el cáncer, fue la persona que más la quiso, también a la que más amó. «Me protegió y me dio la lección de vida más cruel que un ser humano puede soportar».

Añade, además, que Álex fue «un loquito apasionado de la vida, como siempre decía, pero la vida le traicionó demasiado joven con el maldito cáncer». Le define como una persona generosa, solidaria y genial, unas características que hoy «brillan en la eternidad cada vez más intensamente». Concluye con las siguientes palabras que erizan la piel: «Fue mi hijo… Hoy hace 13 meses que nos enterraron a los dos. #alessforever💔». 

Redes sociales

La intérprete sufrió hace tan solo tres semanas otra destacada pérdida, su madre, doña Ana Obregón, falleció a los 89 años. «Ahora los dos amores de mi vida están juntos para siempre. Mamá cuida mucho de mi niño hasta que yo llegue que espero sea pronto, y dile que le quiero más que a mi vida. Os amo desde siempre y para siempre», eran sus primera palabras públicas tras la muerte.

Ana Obregón ha regresado a Mallorca para desconectar unos días arropada por los suyos como ya lo hizo el año anterior cuando murió su hijo. Un lugar al que siempre vuelve y donde se aloja en la residencia familiar situada en el municipio de Son Servera, la que ha sido escenario de grandes momentos del clan.

La carta de Ana para Beatriz, la madre de las niñas de Tenerife

La intérprete también se ha pronunciado sobre uno de los sucesos que han conmovido en los últimos días a todo el país, el trágico desenlace de Anna y Olivia, las niñas de Tenerife. Aprovechaba para contar que había seguido la historia desde el principio de «esta tragedia» y se dirigía a Beatriz, su madre. «Poco puedo decirte, porque no hay consuelo».

«Cuando una madre pierde un hijo nos entierran en vida. No voy a pedirte que seas fuerte, ni que pienses que está en el cielo, ni todas esas cosas que nos dicen con cariño pero que no nos ayudan en nada. Solamente puedo mandarte todo mi amor y decirte que no estás sola. Toda España está contigo y somos muchas las madres que han perdido a su hijo y que lloramos contigo», escribía en sus redes.