La emergencia sanitaria ha provoacado que tan solo un grupo reducido de familiares pudieran darle su último adiós al hijo de la actriz y el italiano.


Ana Obregón y Alessandro Lequio están pasando por uno de los peores momentos de sus vidas después de que falleciera el pasado 13 de mayo su hijo, Álex. El dolor de esta situación se agrava más aún por el hecho de la situación excepcional por la que está pasando el país debido a la emergencia sanitaria. Esto ha provocado que tan solo un reducido número de personas pudieran estar al lado de la actriz y el italiano a la hora de darle su último y doloroso adiós a su pequeño del alma.

El hijo de la actriz y el colaborador de ‘El programa de Ana Rosa’ fallecía en Barcelona, donde permanecía ingresado en un hospital donde iba a someterse a un nuevo tratamiento contra el cáncer. El cuerpo del joven fue trasladado al día siguiente desde la Ciudad Condal hasta Madrid. Solo unos pocos familiares pudieron despedirse en el tanatorio de La Paz el pasado sábado en una ceremonia íntima. La pandemia que está azotando a nuestro país y las medidas impuestas por las autoridades sanitarias obligó a que solo pudieran acudir los padres del fallecido, que llegaron por la mañana acompañados por la mujer del colaborador de televisión, María Palacios. También estuvieron las hermanas de Ana, Celia y Amalia, la hija de la primera, Celia Vega-Penichet, y la novia de Álex, Carolina Monje. También el que fuera socio de Álex en su empresa, Nacho Fernández Ansorena y algunos amigos.

Hay muchas personas que no han podido estar junto a ellos en estos delicados momentos, sin embargo, han estado presentes en la distancia en todo momentos. Este duro varapalo ha conmocionado a la sociedad española y la que fuera protagonista de ‘Ana y los 7’ y el colaborador de ‘El programa de Ana Rosa’ han recibido un sinfín de mensajes de cariño a través de las redes sociales. Ante esta delicada situación, Ana Obregón tiene en mente organizar un funeral, cuando se encuentre con fuerzas y la situación lo permita, para que toda su familia y los amigos de su hijo puedan despedirse en condiciones del joven empresario.