Nuevo golpe para Ana Obregón. Tras dos años especialmente difíciles de su vida marcados por el fallecimiento de su único hijo, Álex Lequio, la actriz y presentadora vuelve a despedir a uno de sus grandes pilares. Su padre, Antonio García, ha muerto a los 96 años. De riguroso luto y con gafas de sol, Ana Obregón ha abandonado rápidamente el madrileño tanatorio de La Paz, muy afectada y sin poder contener las lágrimas.

La presentadora solo ha podido decir un escueto «gracias» a la prensa que le daba el pésame en el tanatorio. Nuevamente recibe un fuerte mazazo con esta pérdida. Ha sido ella misma quien ha querido compartir la triste noticia con sus seguidores en redes donde ha publicado una emotiva carta dirigida a su progenitor. «He coleccionado millones de momentos únicos contigo que guardo tatuados en mi corazón y que ahora utilizaré para poder seguir respirando porque en dos años me habéis dejado huérfana de padres y de hijo. Ahora las tres personas que más quiero en mi vida no estáis aquí conmigo y te juro, Papá, que no sé cómo lo voy a hacer. Es un privilegio y un gran honor ser tu hija. Gracias Papá por tanto. Te quiero infinito. Por favor, cuida mucho de mi hijo hasta que llegue. Eternamente juntos. Tu hija, Ana», escribía.

Las condolencias a Ana Obregón 

El muro de Instagram de la actriz y presentadora se ha convertido en un improvisado muro de condolencias donde han sido muchos los que han querido enviarle un mensaje. «Querida Ana, lo siento mucho pero esos 3 pilares de tu vida siguen ahí cuidándote y protegiéndote. Un beso enorme lleno de amor hacia ti», le decía Terelu Campos. Mientras que Boris Izaguirre le dedicaba estas tiernas palabras: «Ana, mi amor. Has estado con él, como una soldado! Pegada, atenta, compañera! Sólida! Amorosa!!! Ahora tenemos que estar cerca de ti escucharte!!! Apoyarte!!! A lo mejor estás harta de tantos golpes pero recuerda que tú sabes sacar fuerza donde otros solo encuentran desesperación!!!! Te quiero un mundo!!!».

Ana Obregón
Instagram

Su gran amiga, Susana Uribarri, en quien se ha apoyado en este última etapa, también le enviaba un cálido mensaje. «Mi querida Ana, tu papi al que conocía mucho, al que admiraba y adoraba como a tu mami y a tu hijo necesitaba descansar. Ahora te quedas huérfana de tus seres más importantes, pero aquí te cuidaré ahora y siempre». Durante estos dos últimos años, Ana Obregón ha sufrido la pérdida de su hijo Álex Lequio, quien moría a los 27 años después de dos años de lucha contra el cáncer. Un año después, despedía a su madre, doña Ana Obregón. Ahora vuelve a sumirse en la tristeza para decir adiós a otra de las personas más importantes de su vida.