Ana Milán ha viajado a Cádiz para disfrutar con amigas y sin hombres de las aguas de Cádiz. Lo hace un mes después de recuperar la soltería, aunque no se cierra al amor si este merece la pena


El verano ya está aquí y con ello la oportunidad de ver a los famosos en bañador, como el común de los mortales y despojados del lujo y la ostentación que les rodea en los saraos más elitistas, las presentaciones de gala o los desfiles por las alfombras rojas. Ahora, como sucede con la actriz Ana Milán, estos eventos de sociedad dan paso a otros más mundanos, planes a los que todos caemos rendidos en temporada estival y más en plena ola de calor, como puede ser despojarse de la ropa para disfrutar de una jornada playera para paliar las altas temperaturas con refrescantes baños.

Mientras la isla de Ibiza vuelve a llenarse de famosos un verano más, cada vez son más los rostros conocidos que confían sus días de asueto en las playas de Cádiz, siendo otro de los destinos predilectos para los famosos en esta temporada. Por sus playas hemos visto en los últimos días a Ana Rosa Quintana, Paz Padilla, Alba Carrillo, Eva González, entre muchos otros, a los que se les suma ahora Ana Milán, que ha elegido la costa gaditana para desconectar de la rutina y, de paso, lucir palmito por las playas para demostrar que es dueña de un cuerpo digno de admirar.

Instagram

Ana Milán ha elegido para su jornada playera el look que más se está imponiendo esta temporada para acudir a la playa: el bañador. Parece que esta prensa está ganando cada vez más adeptas frente al bikini y poco o nada importan las marcas del sol en la piel. La actriz ha elegido un diseño tropical de la colección de Lola de Dolores Cortés, un bañador asimétrico que solo tiene una manga y que corona su diseño con un volante que recorre todo el escote. Ideal para potenciar la silueta, resaltar el bronceado y mantener controlado lo que se muestra y lo que se insinúa y es que en tiempos en los que la piel acapara todas las miradas, es inteligente mostrar sin excesos y dejar que aquellos que sientan curiosidad den un paso más para saber qué se esconde.

Ana Milán ha encontrado un hueco en su ajetreada agenda profesional tras acabar de grabar la película que se traía entre manos, ‘Donde caben dos’, que en breve verá la luz. Antes de comenzar el proceso de promoción de la cinta, la actriz ha querido hacer una escapada junto a unas amigas y sin hombres que le estorben tras haber roto su relación con Luis, el hombre que alegraba sus días desde el pasado mes de enero y con el que rompió en julio, como así confirmó ella misma a sus seguidores. Tras dos matrimonios fracasados, la intérprete no siente la necesidad de compartir su vida con nadie, aunque no se cierra al amor y siempre que tiene oportunidad prueba suerte a abrir su corazón a una nueva ilusión. Sin embargo, por ahora, se centra en ser feliz, aunque sea soltera, y cuidarse a sí misma.