"Lo que podía ser lo más bonito del mundo para una mujer, para mí se estaba convirtiendo en una pesadilla", ha afirmado la mujer de José Ortega Cano.


Hace casi diez años que el nombre de Ana María Aldón saltó a la luz pública por su relación con José Ortega Cano. Un noviazgo que no fue fácil en sus inicios para la colaboradora. Con mucho dolor y reprimiendo las lágrimas en sus ojos, la andaluza ha recordado cómo vivió la época más dura de su vida, embarazada del hijo que tiene en común con el torero, y cuestionada diariamente en televisión.

© Gtres.

«Yo no quería vivir. Lo que podía ser lo más bonito del mundo para una mujer para mí se estaba convirtiendo en una pesadilla», ha afirmado en ‘Viva la vida’. «A mí me daba miedo la prensa. Yo he escuchado tantas barbaridades que he pensado: ¡Vaya mundo de locos! No hay sentimientos, no hay humanidad, no hay corazón. Yo estaba embarazada y me veía con miedo. Yo no pensaba tener más hijos. Eso me lo hizo pasar muy mal».

Vídeo: Europa Press

Asimismo ha explicado que un día, incluso, pensó en tirar la toalla tras las muchas informaciones que saltaban sobre ella. «Ese momento de la silla de ruedas, que no he mirado, ese día ocurrió algo que podría haber evitado que yo estuviese aquí ahora mismo. Ese día yo no quería vivir más. El día del Ramon y Cajal yo sé de dónde viene la información, tontos no somos. No quiero hacerle daño a mi marido».

Telecinco

Superó aquella difícil etapa gracias a la ayuda de los suyos, en especial de Ortega Cano. «A mí nunca me pidió una prueba de paternidad. Todo esto fue muy fuerte. Era todos los días. Y yo no hablaba ni decía nada». Cuando tuvo a su hijo las cosas no cambiaron. «Tenía que haber sido un periodo muy bonito, pero pasaron muchas cosas. El bebé nació unas semanas antes porque yo no estaba bien, estuve en el cardiólogo… Tuve depresión postparto, mi familia lejos… Y encima tienes que escuchar que tú eres la aprovechada».

Nuevamente ha podido presenciar algunas críticas que se vertieron sobre su persona durante aquella época: «Yo me enervo. Estoy intentando en los últimos días resurgir, pero estoy escuchando tantas barbaridades que no puedo. Todo me molesta. Me molesta la cantidad de mentiras, no que se dude, hablando de personas que no son públicas. Eso hace un montón de año. Yo esto lo tenía casi superado. Hablaban así cuando yo estaba embarazada, todos los días. Yo no podía ver la televisión. Nadie me ha pedido disculpas».

Foto: Gtres

“El embarazo fue muy duro por todo lo que rodeaba, la situación en casa, el tema de mi marido, los comentarios…». También ha explicado que supo que iba a tener un hijo cuando llevaba tan solo tres meses de relación con el torero: «Era mayorcita, estoy muy contenta con mi hijo, pero aquellos momentos fueron muy duros. Fui al médico por un dolor de riñones. Cuando llegué al hospital yo quería que me mandaran un antibiótico. A mi marido se lo dijo el doctor porque no podía articular palabra. Él gritó de alegría».

Los problemas familiares

Ana María Aldón también se ha pronunciado sobre la tensa situación familiar. «Yo no tengo ningún problema con los hermanos de Ortega Cano. Yo no hablo con Conchi porque volví de ‘Supervivientes’ y a mí no me llamó. A día de hoy sigue sin llamarme. Lo he dicho por activa y por pasiva siempre, no tengo ningún problema». Cansada de este tema, zanjaba de la siguiente manera: «En ningún momento he dicho absolutamente nada de la familia de mi marido. Lo que digo es bueno, no tengo nada malo que decir de ellos. No estoy dispuesta a pasar que una persona salga en televisión y diga que me ha llamado 30 veces y no es así. Me han obligado a defenderme, además de una acusación falsa».