Sin filtros, así ha hablado Ana María Aldón sobre su marido, José Ortega Cano. El matrimonio continúa viviendo bajo el mismo techo, pero solo por el bienestar del hijo que tienen en común, José María. «No tenemos relación a nivel de pareja. No nos está resultando nada difícil hacer lo que estamos haciendo. Todo era acostumbrarse y nos hemos acostumbrado. Es mejor que lo que teníamos. Llegamos a un punto en el que era imposible seguir así».

Instagram
Instagram

«Hacia atrás no voy a dar ningún paso. Vivimos bajo el mismo techo, pero cada uno hace su vida. Cuando tenemos que estar en casa estamos con mucho respeto. Él lo lleva bien. A él le veo muy bien», ha afirmado en ‘Fiesta’, el nuevo programa de Telecinco. La colaboradora ha confirmado que no hacen planes de pareja, pero sí por su hijo. «Lo importante es que el niño tenga toda la atención de sus padres como la ha tenido hasta ahora». Respecto a cómo afronta el torero esta realidad ha explicado que está «muy bien», centrado en su trabajo. «Seguimos viviendo juntos. Ahora sí que hablamos y hemos tenido conversaciones. Hay mucha cordialidad, respeto, cariño y un hijo maravilloso. Por eso lo vamos a hacer todo».

Un antes y un después para Ana María Aldón

Tras un verano especialmente delicado, la diseñadora comienza a levantar cabeza. «Estoy mucho mejor. No me ha pasado nada extraordinario. Sí la recuperación, como tú decías, el empoderamiento. La fuerza que tú tienes para decir: ‘aquí estoy yo’. Yo necesitaba esa fuerza, era la vitamina que me faltaba», explicaba la diseñadora durante su reencuentro con Emma García. Ana María Aldón ha confirmado que se siente mejor. «Me levanto y puedo asumir el día como venga. He estado en manos de especialistas y eso se debe notar en todo».

Gtres
Gtres

La colaboradora también se ha pronunciado sobre su hija, Gema Aldón, que recientemente ofrecía una esclarecedora entrevista en el ‘Deluxe’. «Yo me puedo enfadar con ella y discutir sobre algún tema, pero ella tiene 27 años y toma sus decisiones. Yo soy su madre y seguiré siéndolo hasta el día que se muera. Ella ha estado a mi lado durante mis peores días. Yo también me pongo en su lugar».

Aunque ha señalado que en ocasiones no comparte su postura, siempre estará al lado de su hija. «Yo quiero toda la protección del mundo para ella. Es muy joven. No siempre ha dicho lo que ha pensado, pero ahora ha llegado un momento en el que ha explotado. Tenía una necesidad tremenda de hablar y decir basta. Yo entiendo que a ella le duela, que son muchas cosas las que dicen de mí, pero ya está. Todo el mundo sabe que no estoy sola».