Ana Botella, de 64 años, a su llegada al Teatro Real de Madrid.

Fueron muchos los rostros populares que se dieron cita en el templo madrileño de la ópera, entre otros Eugenia Martínez de Irujo y su flamante marido, Narcís Rebollo, por lo que pudo haber pasado inadvertido que la mujer de José María Aznar necesitaba un bastón para caminar.

La que fuera alcaldesa de Madrid no quiso perderse este evento operístico y, como es habitual en ella, lució la mejor de sus sonrisas. Ana Botella es una gran amante de la ópera y en esta ocasión no quiso faltar a la cita, pese a este inconveniente físico sobre el que no se ha pronunciado.

En principio no parece nada serio, aunque el único detalle que nos hace pensar en una lesión, además del bastón, es que llevaba zapatos planos y cómodos.

La mujer del expresidente del Gobierno José María Aznar llamó la atención por su sorprendente vestido.