En ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’, el hermano de Rocío Jurado ha revelado por primera vez que pensó en quitarse la vida tras separarse de Rosa Benito.


En la segunda entrega del concurso de Telecinco ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’ Amador Mohedano ha revelado un episodio de su vida del que nunca antes había hecho mención. El día que pensó en quitarse la vida. Aquello sucedió tras separarse de su ex y madre de sus cuatro hijos, Rosa Benito.

En su encuentro con Irene Rosales, Miguel Frigenti y Fani, exconcursante de ‘Supervivientes 2020’ y ‘La isla de las tentaciones’, a Amador le ha tocado ejercer como anfitrión. Quizás por encontrarse en su casa se ha sentido lo suficientemente a gusto como para hablar de uno de los momentos más difíciles de los últimos años.

Los días más oscuros en la vida de Amador

© Telecinco

 

El hermano de Rocío Jurado ha hablado de que romper con su mujer supuso un duro varapalo. La pareja puso fin a su matrimonio en el año 2013, después de 35 años de vida en común y cuatro hijos en común. La situación le produjo una enorme tristeza. Tan mal se sentía que «pensé incluso en tirarme desde mi ático en Chipiona«. Por suerte, pidió ayuda a profesionales. «Fui al psicólogo y me tiré dos horas con él. Yo necesito llorar, le dije. Lloraba como los los niños chicos».

A sus compañeros de ‘reality’ les costaba asimilar aquella bomba. «Eso de que quería quitarse la vida desde el balcón del piso de Chipiona…», decía una atónita Irene Rosales. Fani, por su parte, señalaba: «Creo que Amador necesita a una mujer en su vida». La mujer de Kiko Rivera tenía claro su análisis: «Amador necesita a Rosa». Miguel Frigenti optaba por enviar un mensaje de WhatsApp a Rosa Benito, compañera de cadena. «Lo vemos un poco alicaído y como eres super enrollada y súper buena tía igual lo llamas», le escribía.

«Estaré enamorado de Rosa hasta que me muera»

Hace una semana, en ‘Ven a cenar conmigo’, Amador hablaba sin tapujos del amor que siente por Rosa Benito. «Si no existiese el programa (‘Sálvame’) hoy estaría con Rosa… Ella se ha dejado querer». Y lamentaba las críticas que ha recibido su ex por parte de los colaboradores de ‘Sálvame’. «Tus compañeros le han dado por todos los lados», le recordaba a Miguel Frigenti. Al recordar cómo se produjo su separación, destacaba: «Rosa tenía que haber hablado conmigo. Por dos tonterías que pasaban en la isla… Jorge Javier no paraba de gastarme bromas. Les dije: No me gasten esas bromas que no me gusta». Y es que el día de la gala final, Amador le pidió a Jorge Javier Vázquez que dejara de hacer insinuaciones sobre la relación entre Rosa y Montalvo, uno de sus compañeros en el ‘reality’ de Honduras. «Déjate de bromitas, que ya está bien, callaíto», le exigió al de Badalona. La que fuera peluquera de ‘la más grande’ le espetó: «¡Calladito tú!, y si no salte para fuera, este es mi momento y quiero vivirlo». «Me dijo que era su entrevista y que si quería podía irme».

Ya han pasado siete años desde que el matrimonio de Amador y Rosa se hizo trizas. Pero él sigue soñando con ella. «Estaré enamorado de Rosa Benito toda mi vida, hasta que me muera. Esto (señalando sus alianzas) no me lo quita nadie y el día que yo falte me acompañará. Se irán conmigo a la tumba. Estaré enamorado de Rosa hasta la muerte. Fue una historia muy bonita», admitía en la primera entrega del programa.

«He sido un hombre muy feliz con Rosa. Sigo enamorado de Rosa hasta las trancas». Amador no descarta una reconciliación, pero tendría que ser más adelante. «Nos hemos hecho daño los dos. y para volver con ella me tendría que tragar bastantes cosas de mi orgullo, y ella también. Yo no sé si terminaré mis días con Rosa, pero sigo pensando que hay que dejar que pase un poco más el tiempo».

«He tenido mucha culpa en la separación»

En esta nueva entrega, Amador Mohedano ha vuelto a insistir en sus sentimientos hacia la colaboradora de Telecinco. «Rosa, tú lo sabes que por ti se me cae la baba», ha declarado ante las cámaras. Asimismo, ha entonado el ‘mea culpa’. Ha tenido tiempo suficiente para reflexionar sobre lo que les separó definitivamente. «He tenido mucha culpa en la separación. Lo confieso de verdad, de corazón. Soy muy culpable».

«Cuando el tema de la isla yo me pasé de celos y después le di un año imposible porque no lo podía aguantar. Me arrepiento y he intentado buscar soluciones para poderlo arreglar, pero ya el daño está hecho». Han coincidido en varias ocasiones, pero cuando se ven surgen a veces ciertos roces entre ellos. «Hemos estado juntos pero después, no sé por qué razón, salimos tarifando».