Cómo se enfrenta Amador Mohedano al cáncer: la enfermedad que le arrebató a su hermana, Rocío Jurado

Amador Mohedano se enfrenta a la misma enfermedad que en el año 2006 le arrebató la vida a su hermana, la cantante Rocío Jurado.

La peor noticia que le podrían dar a la familia Mohedano-Jurado. Este miércoles la revista ‘Semana’ revela en exclusiva la enfermedad que sufre el hermano de ‘la más grande’, hecho sobre el que su protagonista aún no se ha pronunciado. Amador Mohedano tiene cáncer, la misma pesadilla que le arrebató en junio del 2006 la vida a su hermana. Al igual que ella en su día, el chipionero se aferra a la esperanza de salir ileso de este bache. Tarea en la que se está volcando toda su familia, una casa marcada por esta dura enfermedad.

Exclusiva Semana: Amador Mohedano padece cáncer

15Debe ser optimista

La noticia de que Amador Mohedano sufre cáncer ha sido un jarro de agua fría para sus personas más cercanas. Al exrepresentante se le comunicó que padecía la enfermedad el pasado 4 de junio, justo tres días después de que se cumplieran 13 años del fallecimiento de su hermana (1 de junio del 2006). Situación en la que los médicos le recomiendan ser optimista, dado que parece haber sido diagnosticado a tiempo.

14Después de afrontar una depresión

Los últimos años no han sido nada fáciles para el hermano de Rocío Jurado, ya que a consecuencia de sus problemas económicos estaba afrontando una depresión. El estado de ánimo de Amador Mohedano parece que ha mejorado en los últimos meses, recuperación que podría verse afectada tras recibir esta última noticia.

¿Le ha pedido dinero Amador Mohedano a su sobrina, Rocío Carrasco?

13La enfermedad de Amador

Según revela la revista SEMANA, Amador Mohedano sufrió unas molestias que le llevaron a someterse a varias pruebas médicas. Los resultados no fueron buenos y descubrieron que tenía un tumor maligno, algo que le ha hecho visitar de manera constante un centro médico en los últimos días.

Cristina Soria, la coach de la tele, analiza a Amador Mohedano en su peor momento

12Los problemas económicos

Sus deudas con Hacienda han hecho que Amador Mohedano pusiera a la venta parte de la finca ‘Los Naranjos’, herencia de su hermana Rocío Jurado. En este lugar es donde el chipionero ha vivido durante los últimos años, motivo por el que este trámite ha resultado especialmente doloroso para él.

11El recuerdo de su hermana

Si bien es cierto que Amador Mohedano tiene siempre en mente la figura de su hermana Rocío Jurado, lo cierto es que la noticia de su enfermedad devuelve con más fuerza el recuerdo de la artista. Un momento muy difícil para el que fuera el representante de ‘la más grande’, que ahora tendrá que plantar cara al mismo mal que arrebató la vida a la cantante.

10Siempre al lado de Rocío Jurado

Durante toda su vida, Amador Mohedano estuvo cerca de Rocío. Hermano pequeño de la diva, se encargó durante sus últimos años de representarla. Una tarea nada sencilla en la que tanto él, como su exmujer Rosa Benito estuvieron muy presentes en la vida de la artista

9Una familia marcada por el cáncer

El cáncer es la enfermedad que ha marcado a los Mohedano-Jurado. Si bien es cierto que el caso más mediático fue el de Rocío Jurado, su madre también falleció por esta misma afección. Una realidad que sigue atormentando a la familia de la artista 13 años después de su fallecimiento.

8La enfermedad de la artista

Todo el país se volcó con Rocío Jurado tras darse a conocer que padecía cáncer de páncreas. Diva indiscutible de la canción española, la fuerza escénica de la chipionera no parecía casar con el hecho de que estuviera enferma. Algo que ella misma sabía y por lo que decidió mostrarse siempre con una gran entereza.

7Su exposición pública

En junio del año 2004, Rocío Jurado convocó a lo medios de comunicación en su casa de la Moraleja (Madrid) para dar a conocer su estado de salud. «Tienes un tumor, malo… tienes un cáncer», dijo sin reparos ‘la más grande’ frente a las cámaras. Un gran mazazo para todos aquellos que querían y admiraban a una de nuestras artistas más internacionales.

6Aferrada a la vida

El carácter y la profesionalidad de Rocío Jurado hizo que siempre tratara de aparecer de la mejor manera posible ante las cámaras. La artista quiso lanzar en todo momento un mensaje optimista sobre su situación, motivo por el que a lo largo de los dos años que convivió con la enfermedad muchos dieron por hecho que lo peor ya había pasado.

5Haciendo lo imposible

La cantante optó por viajar hasta Estados Unidos, concretamente la ciudad de Houston, para tratar su enfermedad. El costoso tratamiento al que se sometió no fue suficiente para salvar la vida de Rocío Jurado, que en 1 de junio del 2006 perdía la vida en su casa de Madrid y rodeada de los suyos.

4Manteniendo la entereza

A finales de marzo del 2006, Rocío Jurado regresó de Houston en avión privado y rodeada de fuertes medidas de seguridad. La cantante quiso volver a su país tras recibir un veredicto negativo por parte de los doctores americanos, un momento muy difícil en el que tanto ella como su familia trataron de esconder.

3Una triste despedida

El 1 de junio del 2006 Rocío Jurado falleció en su casa de Madrid. Amador Mohedano fue el encargado de trasmitir la fatal noticia a los medios de comunicación que permanecían agolpados en las puertas del domicilio, una situación muy triste que culminó con un faraónico funeral celebrado en su Chipiona natal.

2La desaparición del pilar familiar

Desde la desaparición de Rocío Jurado nada ha vuelto a ser igual para sus familiares. El divorcio de Amador Mohedano y Rosa Benito, y el distanciamiento de Rocío Carrasco de toda su familia o la enfermedad de su hijo José Fernando, ha marcado la vida de los integrantes del clan. Una realidad con la que conviven desde hace años.

1Quiere ganar la batalla

Los ánimos del equipo médico que lo tratan, los cuales dicen que ola enfermedad ha sido diagnosticada a tiempo, y el apoyo de los suyos, son las armas necesarias para que Amador Mohedano ponga todas sus fuerzas en ganar esta batalla. Un presente complicado que esperemos termine con un final feliz.