La presentadora está completamente rota de dolor tras compartir con sus seguidores la triste noticia del fallecimiento de su padre, una de las personas más importantes de su vida.


Alicia Senovilla está pasando por uno de los momentos más difíciles de su vida. La presentadora ha comunicado a través de sus redes sociales la triste noticia del fallecimiento de su padre, uno de los pilares fundamentales de su vida. «Con el corazón roto… ADIÓS PAPÁ«, ha escrito junto a una imagen en la que aparece un crespón negro en señal de duelo.

Alicia Senovilla
Redes sociales

Alicia Senovilla estaba muy unida a su padre y ahora está completamente desolada por tener que darle su último adiós a una de las personas más importantes de su vida. Ante este difícil momento, la presentadora ha encontrado refugio en el resto de su seres queridos. Especialmente, en su hija Candela, quien acaba de cumplir 19 años, y también se ha mostrado rota al despedir a su abuelo. En concreto, la joven ha compartido una historia en Instagram junto a una simpática imagen de su infancia en la que aparecen junto a su hermano pequeño, Erasmo, divirtiéndose.

El pasado 19 de marzo, Alicia Senovilla compartía en su cuenta de Instagram una preciosa imagen junto a su progenitor para felicitarle por el Día del Padre. «Mi papá… al que quiero con locura. Feliz día y feliz vida«, escribía junto a un «para siempre» como hashtag poniendo así de manifiesto la importancia del patriarca de la familia en su vida

Al poco tiempo de compartir con sus seguidores la triste noticia, algunos rostros conocidos han querido mandarle cálidos mensajes de apoyo. «Te envío mis más profundas condolencias», aseguraba Manu Tenorio. «Lo siento mucho preciosa. Te mando el mayor de los abrazos», escribía Diana Navarro. «Alicia, lo siento muchísimo», admitía Chayo Mohedano.

El episodio más duro de la vida de Alicia Senovilla

Lo cierto es que Alicia Senovilla estaba pasando por uno de los mejores momentos de su vida, tanto a nivel personal como profesional. Sin embargo, este fuerte varapalo le ha hecho revivir también otro de los difíciles momentos por los que ha pasado en su vida. Hace un año, la presentadora recordaba cómo vivió la pérdida de su segunda hija, que falleció durante la semana 39 de gestación.

Este fuerte golpe tuvo lugar hace 16 años, cuando se encontraba terminando ‘La buena onda’ y apenas le quedaban cinco días para salir de cuentas. Un día antes de ponerse de parto, notó «algo raro». Cuando llegó al hospital confirmó que algo no iba bien cuando el médico apagó el monitor y le dijo: «No te la vas a llevar a casa». A la niña se le hizo un nudo en el cordón y la dejó sin riego. La madrileña tuvo que dar a luz a su pequeña sabiendo que nacería muerta. El dolor fue tal que pidió que la sedaran. Tras el parto le dijeron que podía llevarse a su hija «en una cajita» o cederla a la ciencia. Así que decidió donar su cuerpo a la investigación. «Solo quería irme a mi casa a llorar», confesó.