SEMANA ha entrevistado a Alexis Ledgard después de conocer que no es el hijo biológico de Edmundo Arrocet, tal y como los dos creían. Nos desvela cómo se siente.


Bigote Arrocet vuelve una vez más a convertirse en el foco de atención. Esta vez por nada relacionado con su paradero o su situación sentimental, sino por el juicio de la supuesta paternidad de Alexis Ledgard. Y es que este martes su historia dio un giro completamente inesperado. El abogado del joven, Fernando Osuna, reveló que «el análisis de ADN médico-judicial niega la filiación de su representado con respecto a Arrocet», un resultado que ha roto los esquemas por completo a Alexis Ledgard. Tras muchos años creyendo que su parentesco con el chileno era el de padre e hijo, al igual que el propio humorista, ahora han descubierto que nada les une. Horas más tarde de que Alexis declarara que estaba «en shock» después de conocer la noticia, SEMANA ha charlado con él.

El joven había presentado en 2019 una demanda de filiación contra el humorista con el fin de ser reconocido legalmente como hijo de Bigote, pero el resultado de las pruebas de paternidad a las que se sometió Edmundo el pasado mes de febrero ha sido fulminante: Alexis no tiene lazo alguno de consanguinidad con él. Sobre esto y mucho más hemos hablado con Ledgard.

¿Cómo estás?

Bueno, un poco triste la verdad. Aunque es una alegría haberlo sabido porque al final no tengo un padre así, es cierto que es una decepción porque he estado engañado durante más de cuarenta años.

Te sientes perdido ¿no?

Hay gente que no se lo acababa de creer…Es un poco complicado. Aún no lo acabo de asimilar porque se daba por ello e incluso él también pensaba que era así. Es todo bastante difícil, no sé qué pensar….Pero bien, a mí nunca me hubiera gustado tener un padre así.

Al final dices que para ti es una buena noticia…

Por hacer las cosas bien. Recuerdo que Edmundo decía a la prensa que no entendía la razón si tanto mi madre como él me habían dicho que eran mis madres, el motivo por el que yo le había demandado…Pues mira, ahora bofetón en la cara.

Alexis Ledgard

¿Has podido hablar con él?

¿Para qué? ¿Para qué le quiero contactar ahora?

¿Él tampoco te ha escrito?

Tengo un WhatsApp de mi hermana Gabriela, pero después de lo que dijo de mí no quiero ni leerlo…Ya lo leeré. Estoy un poco que no quiero, pero me lo veo venir. Ella me decía que lo hacía todo por dinero cuando ella nunca me ha hablado muy bien de él. Me decía que cuando iba a verla a su casa solo la veía un cuarto de hora…Me he librado de una familia que no me gustaría tener. Unos hermanos que sabiendo como es su padre me han dicho que yo salía a la luz por fama y dinero…Yo llevaba años hablando con él y no lo había hecho. Se han creído a su padre sabiendo cómo era él…Me he librado de una familia así, al final sería muy raro que tuviera un padre peor. El que no conozco. Si mi madre me quiere decir quién es y sino pues ya ves…

¿Con tu madre tampoco has hablado?

No, tampoco…No nos hablamos. Hace seis meses me dijo que Edmundo no era mi padre y ha resultado ser verdad.

¿Fernando Osuna, tu abogado ¿qué te ha dicho?

A mí lo único que no me ha gustado es que sin consultármelo soltara la noticia, pero bueno. No sé si esto lo puede hacer. Ahora se para el juicio y se para todo.

En este momento se ha parado el juicio de paternidad ¿Te enfrentas a las costas?

Fernando Osuna se ha portado bien porque ha tenido paciencia. Su minuta es su minuta. A mí lo único que no me ha gustado es que me llamara cuando estaba trabajando para contármelo y no aguantó y lo soltó antes de avisarme o preguntarme nada. Un poco más y me entero por la prensa y no por él.

¿Cuáles son tus planes a partir de este momento?

Yo tengo mi vida. Vivo en Castelldefs de alquiler y soy autónomo. Tengo una empresa chiquitita que va creciendo y soy pionero en esa materia…Llevo una vida bastante estable.

¿Cómo definirías la poca relación que habéis tenido tú y Bigote?

Desde el primer año en el que estaba con María Teresa Campos yo estaba en contacto con él y él me decía que a ver cuándo quedábamos. Le llamé y no quiso verme. Es un padre nefasto..

De este modo, dejas atrás las rencillas y te centras en el futuro…

Sí, él a todo el mundo le decía que no entendía el motivo por el que yo quería hacer una prueba de ADN…Pues ya lo ves. Hacer las cosas bien es lo que tiene que ahora ha salido la verdad.