Varios rostros conocidos se han acercado al tanatorio para arropar a la actriz en uno de sus momentos más difíciles.


Un año después de la muerte de Álex Lequio, Ana Obregón ha recibido un fuerte varapalo. Este sábado, fallecía la matriarca del clan, Ana Obregón Navarro, a los 95 años. Una triste noticia que ha dejado desolada a la actriz y al resto de su familia. Este domingo, la presentadora ha estado arropada por buenos amigos en el último adiós a su progenitora. Entre ellos, Alessandro Lequio y Paloma Lago.

© Gtres

A lo largo de la mañana, han llegado al tanatorio de Madrid varios amigos de Ana Obregón que han querido estar junto a ella en estos difíciles momentos. Uno de los primeros en llegar ha sido Alessandro Lequio, quien no se ha separado de la actriz desde que falleciera el hijo que tenían en común. Además del colaborador de ‘El programa de Ana Rosa’, también han estado presentes Marta Robles, Carlos Sainz, Susana Uribarri y Paloma Lago para brindarle todo su cariño a Ana Obregón y a sus hermanos, Amalia, Celia, Juancho y Javier, en este duro día.

De la misma forma, los cinco hermanos han estado muy pendiente del patriarca del clan, quien también estaba presente en el último adiós a la mujer de su vida. Hace tan solo un mes, Ana Obregón publicaba un precioso y emotivo vídeo en el que sus padres se daban un romántico beso después de que su madre fuese dada de alta tras pasar varios días ingresada tras sufrir un ictus. Entonces, la madre de Álex Lequio hablaba del amor infinito que había entre ambos y aseguraba que era un día especial que la actriz no podrá borrar de sus retinas puesto que aquel momento fue «el primer día que no lloro de rabia, ni de dolor, ni de tristeza«. En ese momento, a la que fuera protagonista de ‘Ana y los 7’ se le saltaban las lágrimas de emoción al contemplar el amor infinito que aún existía entre sus padres.

Un nuevo varapalo para la actriz y su familia

SEMANA

Este fallecimiento se une a una etapa tremendamente complicada para la intérprete, sin duda, la más difícil de su vida. Hace tan solo unos días se cumplía el primer aniversario de la muerte de su único hijo, Álex Lequio, quien nos dejó a los 27 años tras dos años de intensa lucha contra el cáncer. Ana Obregón recordó la fatídica fecha en su perfil de Instagram, donde durante los últimos meses le ha rendido tributo de manera religiosa.

Esta vez, compartía el siguiente mensaje: «13 de mayo de 2020. El día que necesitaban un héroe en el cielo. El día que me morí contigo, hijo mío». Ahora, sus más allegados, tal y como publica SEMANA, han mostrado su preocupación por la actriz sobre la posibilidad de que esta triste pérdida sumiera en un pozo de tristeza a la actriz. Prueba de ello es el desgarrador mensaje que publicaba Ana Obregón horas después de conocer la triste noticia: «Mamá cuida mucho de mi niño hasta que yo llegue que espero sea pronto, y dile que le quiero más que a mi vida», han sido sus sobrecogedoras palabras.