Alessandro Lequio tiene claro de qué posición está tras emitirse parte del documental de Rocío Carrasco, ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva’.


A Alessandro Lequio defender a Rocío Flores no le estaría beneficiando, según comentan los espectadores en redes sociales. El italiano fue acusado y comparado con Antonio David Flores por la propia Rocío Carrasco y tras esto salieron imágenes suyas en las que confirmaba haber propinado un guantazo a alguna mujer. Este video convertido en viral le puso contra las cuerdas, de hecho, Antonia Dell’ Atte, su expareja, ha cargado poco después duramente contra él. Sin embargo, esta situación no le ha hecho «abandonar el barco», tanto es así que el colaborador en ‘El programa de Ana Rosa’ ha seguido defendiendo a la joven este miércoles en plató. Aunque en la última intervención televisiva Rocío Carrasco habló de la supuesta paliza que su hija le propinó el 27 de julio del año 2012, Alessandro insiste en que hay que tener en cuenta la edad que por entonces la joven tenía. Entonces, Rocío Flores tenía 15 años y es que han pasado casi 10 años de aquel fatídico episodio. 

Precisamente sobre ello seguirá hablando Rocío Carrasco en el nuevo episodio que se emite en tan solo unas horas. Eso sí, su contenido ha sufrido una variación, pues se han eliminado 11 minutos que podrían dañar la imagen de Rocío Flores, un borrón que a ella no le parece bien en absoluto. «Se ha dicho que eliminan 11 minutos en el que capítulo que me dedica para protegerme. Cuando tú quieres proteger a tu hija no haces un episodio hablando de tu hija», ha dicho. Cansada de que se ponga en duda su testimonio y se dé por cierto el de su madre, Rocío Flores ha hecho un llamamiento tanto a su madre como a los responsables de la docuserie ‘Rocío. Contar la verdad para seguir viva’. «Por tanto lo de la protección lo pongo en duda. Pido a los responsables del documental y al responsable de la cadena que se emita el capítulo al completo. Quiero saber qué dice mi madre y cómo lo dice», ha continuado.

© Telecinco.

La joven de 25 años no siente miedo por lo que pueda decir su madre, aunque sí lo sintió en el pasado. Refiriéndose a la etapa en la que vivió con su progenitora y con Fidel ha desvelado que hace años sí llegó a tener pánico. «No tengo miedo, tuve miedo hace muchos años que no es por este episodio. Sé muy bien lo que he vivido en esa casa y ahí me quedo”, ha dicho. ¿Dará más detalles de a qué se refiere? o ¿Seguirá manteniéndose en silencio sobre determinados aspectos de su pasado? Solo el tiempo lo dirá.