Alejandra Rubio ha cumplido este miércoles 24 de marzo 21 años y lo ha celebrado en familia con algunos de sus seres más queridos


El clan Campos está de celebración. Este miércoles 24 de marzo, Alejandra Rubio ha cumplido los 21 años y lo ha hecho rodeada de los suyos. A pesar de las restricciones que marcan el país por culpa de la pandemia provocada por el coronavirus, la joven ha podido a salir a comer con sus padres, su novio y unas amigas a uno de los restaurantes más de moda de la capital madrileña. Lo hace en un momento muy difícil para ella y su familia, ya que su relación con su tía, Carmen Borrego, no está pasando por su mejor momento. Algo que también afecta a la relación entre las dos hermanas, Terelu Campos y Carmen Borrego.

Alejandra Rubio ha disfrutado de una comida familiar

Hemos visto salir a la joven de su casa acompañada de una amiga y de su novio, Álvaro Lobo. Todos juntos se han trasladado hasta uno de los restaurantes de moda donde han disfrutado de una agradable velada al aire libre. Actualmente, el aforo máximo en las terrazas de Madrid es de seis personas, por lo que Alejandra tan solo ha podido disfrutar de su cumpleaños con su entorno más cercano. A esta cita familiar han acudido los padres de la cumpleañera, Alejandro Rubio y Terelu Campos; su amiga Bea y su novio Álvaro. Los cinco han disfrutado de una agradable velada donde Alejandra Rubio ha soplado sus 21 velas. No te pierdas el vídeo y dale al play.

Vídeo: Europa Press

La joven ha recibido el cariño de muchos de sus seres queridos quienes a través de las redes sociales han querido felicitarla. Entre ellas se encontraba Irene Rosales, Luis Rollán o su novio, que le ha escrito: «feliz cumpleaños mi vida». Quien no le ha felicitado públicamente ha sido su tía, Carmen Borrego, con quien su relación no está pasando por su mejor momento tras varios enfrentamientos en ‘Viva la vida’.

Carmen Borrego abandonó el plató entre lágrimas por los problemas con su sobrina

Es tal la magnitud del conflicto familiar entre tía y sobrina que este fin de semana, la hija de María Teresa Campos abandonó el plató de ‘Viva la vida’ entre lágrimas. «Ya está bien. Me voy, pero me voy para siempre, además», ha sido su grito cuando se ha sentido en el punto de mira. «No es un problema que se quede aquí. Al final es un problema familiar. No voy a permitir que se plantee un solo problema más con mi familia», sentenciaba muy enfadada.

«El jueguecito tiene un precio muy caro para mí. No lo voy a permitir. Constantemente se me está enfrentando con mi familia. Llega un momento que por dignidad tengo que irme. No puedo más», aseguraba. Han sido semanas muy difíciles para el clan Campos por el distanciamiento entre tía y sobrina, quienes no han celebrado el cumpleaños de la joven juntas. Os mostramos las fotos de la fiesta de cumpleaños de Alejandra.