Alba Santana ha aterrizado este lunes en Madrid para dar el último adiós a su padre, Manolo Santana, que fallecía este sábado


Alba Santana ha viajado este lunes desde Ámsterdam hasta Madrid para dar el último adiós a su padre, Manolo Santana. Un duro momento de su vida que hace tan solo seis meses ya vivió cuando su madre, Mila Ximénez, falleció a causa del cáncer de pulmón que padecía. La hija del tenista y del colaborador de televisión ha vivido su año más convulso y complicado tras perder a sus dos padres. Sin embargo, sí que estuvo junto a su progenitora durante los últimos días de su vida, algo que no ha podido repetir debido a la escasa relación que tenía en la actualidad con el tenista y su actual pareja, Claudia Rodríguez. A pesar de esto, no ha querido perder la oportunidad de venir físicamente hasta la capital para despedirse de Santana.

Alba Santana ha estado presente en la capilla ardiente de Manolo Santana

La hija de Mila y Manolo aterrizaba en la mañana de este lunes en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid y ha puesto rumbo a la Caja Mágica, lugar donde ha tenido la capilla ardiente. Ha sido precisamente en la pista que tiene su nombre donde se ha instalado el féretro para que acudieran todo quien lo deseara. Políticos, deportistas e incluso el Rey Felipe han acudido a lo largo de este lunes (hasta las 20.00 horas que se ha cerrado la capilla ardiente) para despedirse de la leyenda del tenis de nuestro país y arropar a la familia en estos momentos tan duros. Entre los que se encontraba Alba Santana.

Alba Santana
Gtres

Desde que llegara a la Caja Mágica, Alba Santana se ha quedado junto al féretro de su padre. Sin embargo, ella misma ha confirmado que ese es el último adiós a su progenitor. A pesar de que será este martes en la mañana cuando los restos mortales del tenista se trasladen hasta el cementerio de La Almudena, donde se procederá a la incineración, Alba Santana ha decidido no estar presente en ese momento. No quiere volver al lugar donde se despidió de su madre, Mila Ximénez, por última vez. No quiere revivir los momentos más dolorosos de su vida y por ello ha decidido no acudir a la incineración del tenista.

La hija del tenista ha tenido bonitas palabras hacia su padre

Alba Santana estaba completamente devastada en la capilla ardiente. De hecho, a su llegada ha aclarado que a pesar de no mantener comunicación con él está «muy mal y es muy difícil». «No me lo puedo creer. Adoraba a mi padre. Lo quería muchísimo (…) Lo mínimo que podía hacer era venir a despedirme de él en persona», ha dicho. Sin lugar a dudas, este 2021 será un año para olvidar para Alba Santana, que en tan solo unos meses de diferencia ha tenido que decir adiós a su madre y a su padre.