Alba Carrillo se ha escapado unos días a Cádiz para disfrutar de unas vacaciones familiares sin Santi Burgoa. Allí ha presumido de cuerpo con un bañador que sigue las reglas de moda de esta temporada. Vea todas las fotos


Alba Carrillo ha decidido regalarse unas vacaciones en las playas de Cádiz, aunque tan solo sea una escapada fugaz acompañada de su madre, Lucía Pariente, y su hijo. La colaboradora de ‘Ya es Mediodía’ ha estado el pasado fin de semana disfrutando de los placeres que le ofrece la costa gaditana, para estar ya este martes en su silla y en su plató comentando la actualidad de la crónica social y, especial, los deslices de Olga Moreno en ‘Supervivientes’. Si su archienemiga de esta temporada, la mujer de Antonio David Flores, vive un calvario en el reality, ella prefiere lucir palmito en un ambiente similar, el playero, pero mucho más lujoso.

Y es que Alba Carrillo ha tenido oportunidad de presumir de cuerpazo en un plan familiar en la Costa de la Luz, aprovechando un alto en su agenda profesional para tomarse unos días de asueto y mojarse los pies en las playas de Cádiz. Lo ha hecho sin su novio, Santi Burgoa, quien parece que no ha podido escaparse con su chica para tostar su piel bajo el sol y refrescarse en plena ola de calor en la Península Española. No le ha importado mucho a Alba Carrillo, que ha conjuntado su look playero (bañador de RED POINT) con una amplia sonrisa al ver que los paparazzi eran testigos de su primer chapuzón en el mar y sus primeros paseos por la orilla. Toda una oportunidad para presumir de cuerpazo.

Alba Carrillo, aunque ya hace tiempo que no trabaja en el mundo de la moda, no vive ajena a ella, por eso se ha hecho con uno de los bañadores tendencia de la temporada. Se trata de un favorecedor bañador a rayas blancas y negras verticales que ayuda a afinar su silueta y lucir aún más esbelta. Un look con el que Alba Carrillo ha cedido quizá todo el protagonismo al generoso escote, que ha quitado el hipo a más de un bañista que se ha topado con ella por las playas gaditanas.

Foto: Gtres

Quien no ha querido hacerle sombra ha sido su madre, Lucía Pariente, que ha optado por un conjunto de bikini en color naranja con topos blancos y un original giro de tela con estampado floral que alegraba su outfit playero. Quizá sea la mejor compañera de vacaciones al no poder irse con su novio, Santi Burgoa, con el que mantiene una discreta relación, quizá ahí radique el secreto de su durabilidad. La colaboradora y el periodista han decidido no exponer en demasía su romance y así dejar que el tiempo asiente los cimientos de su historia de amor, la cual, parece ir viento en popa.