Alba Carrillo sigue escribiendo su propia historia que parece más propia de una novela del siglo XIX que de un siglo XXI en el que la vida de las ‘celebrities’ se vive como la telerrealidad: está pasando, lo estás viendo.

alba-carrillo
Alba Carrillo afirma estar ya fenomenal y dispuesta a pasar página tras su ruptura con Feliciano.

El otro día, Lolita Flores, que tiene un par de décadas más que ella, pero es más de su tiempo, el nuestro, le dijo en ‘Hable con ellas’: «Te hace falta un zamarreo», que es una forma muy castiza de decir que te vendría muy bien un ‘riskitrasky’, por usar también una palabra de su hermana, Rosa Flores.

A lo que iba, que me pierdo: Alba Carrillo no acaba de encontrar su lugar. Dicen que los duelos por las rupturas tienen que durar más o menos un mes por año, pero da la sensación de que la ex de Fonsi Nieto se ha saltado un par de capítulos.

Tan pronto la veíamos como una dolorosa, mujer abandonada (abanderada de las cornudas: lo dijo Lequio, no yo) y unas semanas más tarde, picarona, hablaba de gimnasia en la cama con un barman con bíceps del grosor de mi tronco. Y muy divona, le decía que pidiera su teléfono (imagino que a producción de ‘Hable con ellas’) para re-quedar.

feliciano
Pareja de guapos a los que se les rompió el amor…

Ahora ha vuelto a la carga, que está divinamente (cuánto te echamos de menos, Carmina, tú sí que eras divertida), que va p’alante y que el día menos pensado se enamora. Que Feli es pasado, bla, bla, bla… ¿Qué será lo próximo? Pues esperemos que le vaya bonito, porque si no va a ser más rollo todavía.

Alba Carrillo es mona (no un bellezón, como decía el otro día, me parece que era Isabel Rábago), se expresa correctamente (tiene un vocabulario aceptable para trabajar en televisión) y da bien en cámara, pero ocurrente lo que se dice, no lo es. Ya quedó más que patente en la mencionada entrevista con Lolita, con quien intentó ser incisiva y ella le contestó. «A ti te lo voy a contar…» (no sé si es literal, pero esa era la idea).

feliciano
Feliciano está teniendo una gran temporada tenística. Acaba de ser finalista en el torneo de Los Cabos en México.

De Alba Carrillo se ha hablado mucho en los últimos meses, como digo. Yo mismo, que tenía peinado su Instagram y el de Feliciano, avancé en este mismo blog que daba la impresión de que habían roto, como así fue, pero… ¿hemos avanzado algo? No.

Feliciano sigue mudo, no sabemos si por listeza o porque está bien asesorado, por lo que no podemos decir que la leña está encendida y el fuego arde. Él sigue ganando partidos (un torneo y una final en las últimas semanas: bastante bien) y a lo suyo. Roneando, que diría Amador Mohedano.

matias-roure
Flirteando con Matías Roure en ‘Hable con ellas’.

Nada me gustaría más que Alba Carrillo fuera feliz (taylor), que se echara un novio tan guapo o más que el toledano y que sacara adelante su carrera televisiva, que ha revivido, para qué nos vamos a engañar, por este traspiés amoroso. Aunque la verdad, a su lado, Rocío Carrasco es Oprah Winfrey… 

Creo que Alba es joven, la vida le va a dar oportunidad de aprender, como a todos, y que dentro de unos años se habrá optimizado. No voy a llegar tan lejos como cuando Pilar Eyre dijo: «Gracias a ti he podido prescindir del orfidal y eso no lo voy a olvidar ni que viva mil años.». Yo tengo confianza en ella y en el ser humano en general.

Así soy.

grupo
Con sus compañeras de ‘Hable con ellas’, a las que adora.