Aitor Ocio vuelve a estar soltero. El exfutbolista regresa al mercado de los solteros de oro, tras haber roto su relación con Covadonga Riva. Te contamos los motivos de su ruptura y si hay posibilidades de que la pareja se reconcilie o si, por el contrario, es un imposible


Aitor Ocio ha empezado el 2019 como hombre soltero. Así lo confirma LOC en su versión digital, donde también se aportan datos de los términos en los que la relación ha llegado a su fin.

El exjugador del Athelic de Bilbao y Covadonga Riva llevaban saliendo juntos desde 2013 y habían formado un tandem de lo más estable, que era habitual ver tanto en Ibiza como en Bilbao y Madrid. La diferencia de edad, Aitor tiene 42 años y Covi 32, nunca fue un problema para la pareja y, una vez separados, han vuelto a hacer gala de su buena relación, manteniendo el vínculo que todavía les une en redes sociales. Ha sido la distancia y la imposibilidad de encajar sus respectivas agendas lo que ha terminado por minar el amor entre ellos.

Leer más: La embarazosa caída de Laura Sánchez en pleno desfile

Aitor vive en Bilbao junto a la hija que tuvo con la modelo Laura Sánchez y Covadonga en Madrid, donde trabaja como relaciones públicas y, aunque habían conseguido una estabilidad envidiable, parece haber llegado a su fin.

Ocio se vio obligado a abandonar el fútbol a raíz de una lesión de cadera y, tras ese duro golpe, montó un spa y dos gimnasios de lo más exclusivos, que supervisa personalmente. Además, el ex de Laura Sánchez tiene negocios inmobiliarios y su espectacular forma física le ha valido en más de una ocasión para atraer a diferentes firmas de las que ha ejercido como imagen.

Soltero de nuevo, parece solo cuestión de tiempo que el futbolista empiece a relacionarse con mujeres tan espectaculares como las que hasta ahora han formado parte de su vida. A pesar de todo, el corazón de Aitor siempre tendrá predisposición por una en concreto y no es otra que la pequeña Naia que, con solo 13 años, tiene totalmente conquistado a su famoso padre, que no duda en presumir de ella a través de sus perfiles en redes sociales.