Ainhoa Arteta se ha visto obligada a parar en seco su carrera. El motivo no era otro que un grave problema de salud por el que confiesa haber pasado mucho miedo y, aunque todavía no está al cien por cien, procura mostrarse positiva ante cualquier adversidad. Lo ha vuelto a demostrar al subirse al escenario del Teatro de la Zarzuela, donde ha concedido una de sus entrevistas más llamativas. La cantante lírica acaba de ser operada a «cuerda abierta» tras un problema en sus cuerdas vocales, una intervención que afortunadamente ha sido éxito. Eso sí, el camino no ha sido fácil y así lo revela la artista en su última entrevista, la cual ha concedido a Shangay, donde ha hablado largo y tendido sobre su vida.

Ainhoa Arteta
Salva Musté (cedidas por Shangay)

«Ha sido un momento bastante difícil. Sobre todo porque salía, bueno, estoy todavía saliendo, de varias amputaciones y de injertos. Aún no estoy del todo recuperada. He pasado mucha angustia, mucho miedo. Pero más que por otra cosa, por la salud. No tanto por la historia mediática. Para mí lo primordial de todo esto, en lo que yo me centraba, es en que había sobrevivido, primero porque me podía haber muerto, fue cuestión de horas, y yo me centraba en eso. He sobrevivido, y ahora tengo unas secuelas que superar. En eso me he concentrado», ha revelado Ainhoa Arteta sobre su ausencia. Aunque es cierto que ha habido momentos de desesperación, Ainhoa ya ha asumido su nueva situación y, de hecho, hace tan solo unos días mostraba sus manos con la naturalidad que le caracteriza.

Esta amputación se debió a una septicemia, por la que se le necrosaron las falanges en dos de sus dedos (mano y pies) y por la que tuvieron cortarle varios de urgencia. Tal y como contó SEMANA en exclusiva, Ainhoa Arteta vivió su momento más duro en lo que a salud se refiere en el pasado mes de septiembre. Fue una sepsis, causada por la bacteria E-Coli, la que provocó una infección que afectó a sus propios tejidos y órganos y, aunque ya forma parte del pasado, fue sin duda su momento más complicado. Será próximamente cuando interprete La Bohème, una obra con la que pretende triunfar ante el público que vaya a visitarla y que servirá como regreso al mundo del espectáculo.

Ainhoa Arteta
Salva Musté (cedidas por Shangay)

El otro asunto por el que no ha podido ser preguntada es sobre la separación de su pareja, Marías Urrea, del que se separó también en septiembre, tal y como contamos en exclusiva en SEMANA. Tras mucho tiempo en silencio, Ainhoa Arteta no ha querido entrar en detalles, pero sí dejar claro que «el tiempo pone a cada uno en su lugar». “No he hablado mal en el momento ese que fue tan duro, y desde luego no lo voy a hacer ahora. Para nada. No es mi liga. Al final, el tiempo las pone las cosas en su sitio. Yo, en ese momento estaba, tenía que estar, concentrada en mi recuperación. Como sigo ahora (…) Tengo cosas a las que sí merece la pena ponerles mi empeño total: mis hijos, mi familia, mi carrera… Mi vida”, ha dicho a la citada publicación.