Ágatha Ruiz de la Prada aterrizó en Madrid después de pasar unos días en París.

Tras la tempestad, siempre viene la calma. Ágatha Ruiz de la Prada está viviendo una gran época, a pesar de lo mal que lo pasó tras su separación de Pedro J. Ramírez. Unos días después de la boda sorpresa del director de ‘El Español’ con la abogada Cruz Sánchez de Lara, la diseñadora de moda se ha pronunciado.

«Me ha dado igual», han sido las palabras que dicho ante la prensa que se encontraba a la salida del aeropuerto, donde Ágatha ha aterrizado después de unos días en París. Así lo publica ¡Hola! Y es que la diseñadora ha viajado hasta allí para disfrutar de algunos desfiles de la París Fashion Week.

Sorprendió a todos con un nuevo aspecto, mucho más delgada.

Después de que saltara la noticia de su separación, sorprendió mucho el radical cambio físico que experimentó la diseñadora. Y es que Ágatha perdió 10 kilos en una semana: «Llegué a perder 18, pero ya he ganado tres», comentó en este mismo medio. A pesar de los malos momentos, poco a poco ha ido superando la situación: «Bailo, canto… hago cosas que no había hecho antes. He comenzado con las rede sociales», declaraba.

Esas son las únicas declaraciones que ha dicho Ágatha sobre la boda sorpresa de Pedro J. La diseñadora está viviendo una nueva etapa, y parece que se encuentra bien, rodeada de sus hijos, Tristán y Cósima, que se han convertido en el apoyo más incondicional de la diseñadora en estos momentos.