“Ahora sí hay un problema porque hay cosas por detrás que se está encargando de sacar", ha afirmado muy enfadada la colaboradora.


Las relaciones en la familia de José Ortega Cano no atraviesan su mejor momento. Las tiranteces entre Ana María Aldón y su cuñada continúan de actualidad. Todo a raíz de la reciente operación de corazón del torero tras la cual Conchi Ortega acusó a su cuñada de no cogerle el teléfono cuando intentó interesarse por su estado de salud. Nuevamente la colaboradora se ha pronunciado sobre el tema, lanzando una clara advertencia.

© Telecinco.

“Con Conchi no he tenido ninguna conversación, no tiene nada que explicarme ni nada que decirme», ha contado en ‘Viva la vida’. Ha aprovechado para indicar que ella tan solo habla con Sergi de ‘Sálvame’. También añadía que no debió entender cuando el torero salió del hospital y dijo que no debía tener ningún disgusto. «Si eso no lo entendió para luego salir con que me había llamado treinta veces, que ya se demostró que no”.

José Ortega Cano ha querido quitar hierro al asunto explicando que Conchi se equivocó al llamar por teléfono. Una versión que también contó Conchi en su momento, pero la colaboradora no está de acuerdo: “Es una acusación falsa”. Además, advertía: “Ahora sí hay un problema porque hay cosas por detrás que se está encargando de sacar, como por ejemplo que dijeron que en la boda se sintieron ninguneados. Lo han dicho en ‘Sálvame’, la información a Sergi se la da ella y allí se encargan de distribuirla”.

© Gtres.

Ana María Aldón comprende a la perfección la actitud de su marido. «Le entiendo porque es su hermana y trata de restarle importancia, pero hay cosas que duelen. Dice Sergi que yo estoy enseñando la patita, si enseñar la patita es pararle los pies a una persona que te está poniendo de mentirosa… Eso lo hago yo y cualquiera que esté en mi situación. Estoy en todo mi derecho».

Las declaraciones de José Ortega Cano

Siempre diplomático, el torero no quiso entrar en conflictos cuando recientemente le preguntaban sobre el tema. Aseguraba que la relación con su hermana Conchi continuaba siendo «muy buena». Además, intentó no profundizar en el asunto y poner punto y final a este enfrentamiento familiar que arrancó tras su salida del hospital Montepríncipe de Madrid donde fue intervenido el pasado 16 de junio.

Ortega Cano
© Gtres.

Poco después surgió toda la polémica cuando Conchi Ortega dijo que la mujer del torero no le cogía el teléfono. «A mí no me ha llamado ni una sola vez. No tengo ningún problema con ella», se defendía Ana María Aldón hace tan solo una semana. Incluso detallaba que había puesto a disposición del programa su móvil para que confirmasen que lo que estaba diciendo era totalmente cierto. «Esa tarde me puse en contacto con Paco Ortega, le pregunté si me había llamado y me dijo no».