Lydia Lozano este año ha decidido no celebrar el fiestón al que estaba acostumbrada por su cumpleaños, tal y como ha podido saber SEMANA.


La pandemia vuelve a derribar los planes de muchos. Aunque Lydia Lozano desea reunir a toda su familia y amigos más íntimos para celebrar su 61 cumpleaños, no será posible. La colaboradora de televisión ha tomado la drástica decisión de no celebrarlo por todo lo alto como venía haciendo hasta antes de la crisis sanitaria por una cuestión de responsabilidad. La periodista prefiere no hacer un fiestón, de hecho, según ella misma confirma a SEMANA vivirá el día 12 de diciembre con absoluta normalidad. «No voy a hacer nada especial», dice en conversación con esta revista. Tras un año muy complicado en el que incluso ha perdido a su hermano y en el que se ha mostrado abatida por lo sucedido en La Palma, Lydia Lozano solo quiere disfrutar del día junto a Charly y poco más. Sin grandes aspavientos ni homenajes a la vista, la tertuliana lo celebrará en petit comité.

Lydia Lozano
Gtres

Su círculo explica a SEMANA que Lydia no está pasando por un buen momento ahora. «Aunque ella es muy profesional y hace de tripas corazón en televisión, para Lydia este año ha supuesto un golpe duro. En marzo murió su hermano Jorge y desde entonces vive muy pendiente de su madre», comenta un amigo. Por ello, intentarán animarla para sacarla en su cumpleaños más de una sonrisa. Aunque ella sigue al pie del cañón en ‘Sálvame’ a pesar de las circunstancias y apenas se ha tomado días de descanso este 2020, lo cierto es que Lydia quiere trabajar para mantener la mente ocupada. «Es una curranta nata. Después de la muerte de su hermano solo se tomó libre una semana…Imagínate«, añade la misma fuente. Coincidió con su operación de cervicales, ya que en el mes de marzo fue intervenida quirúrgicamente, lo que hace todavía más arduo este año.

Lejos quedan aquellas fiestas multitudinarias en las que Lydia Lozano ejercía de anfitriona. Eso sí, hay algo que podría volver a producirse: el regalo que tradicionalmente suele hacerle Charly. La periodista suele recibir de manos de su marido un viaje junto a él, toda una experiencia que ahora podría estar sujeta a restricciones por culpa del covid. Cabe señalar que esta nueva vuelta al sol coincidirá con la vuelta de Al bano a su vida, lo que deja ver que no llega en una época dulce. Esta misma semana Lydia se derrumbaba en plató, pues no alcanzaba a entender el motivo por el que el caso Ylenia siempre vuelve a su vida. Ha conseguido perdonarse, pero inevitablemente le duele saber que esta pesadilla le perseguirá, dando igual los años que pasen.

La pasada semana Lydia Lozano se convertía en protagonista de la portada de la revista SEMANA. ¿El motivo? La periodista organizó un mercadillo solidario en el que se vendía ropa de rostros de Mediaset con el único fin de ayudar a la Palma, un gesto muy aplaudido por el público. Reunió más de 11.000 euros, lo que le hizo estar muy orgullosa de lo logrado.