La joven bautiza a su tercer hijo, Theodor, y luego celebra a lo grande su boda con Frank Floessel, invitando a su exmarido, el príncipe Louis de Luxemburgo, y a la prometida de este.


Este ha sido un fin de semana de lo más ajetreado para Tessy de Luxemburgo. Y es que ha aprovechado para juntar a su familia y amigos más íntimos para celebrar varios acontecimientos importantes. La prioridad era el bautizo de su tercer hijo, Theodor, primero con su flamante marido, Frank Floessel, que nació a finales del pasado agosto. Hay que recordar que la princesa tiene otros dos hijos, Gabriel y Noah, de 15 y 13 años, fruto de su primer matrimonio con el príncipe Louis de Luxemburgo. Pero además les esperaba una gran fiesta por su boda ¡y hasta Halloween!

Tessy de Luxemburgo, que acaba de cumplir 36 años, contrajo matrimonio con el empresario suizo Frank Floessel el pasado 23 de julio, en una íntima ceremonia civil en Zurich (Suiza), aunque sometida a las restricciones sanitarias del momento, lo que obligó a muchos invitados a seguirla desde las pantallas de sus móviles.

Redes sociales.

La joven, que ya lucía un avanzado estado de gestación, contó con sus dos hijos mayores y la hija de su pareja, Julia, como padrinos de excepción. Ya entonces avisó de que más adelante harían una boda «más grande» para invitar a todos sus amigos y seres queridos que no habían podido asistir a esta. Pues bien, dicho y hecho. Eso sí, por la mañana celebraron el bautizo de su pequeño; y ya por la tarde festejaron sus esponsales.

SU EX MARIDO Y LA PROMETIDA DE ESTE, INVITADOS DE HONOR

Tessy Antony, una exmilitar reconvertida en benefactora social a través de su ong Professors Without Borders, estuvo casada anteriormente con Luis de Luxemburgo, hijo de los Grandes Duques Enrique y María Teresa, desde 2006 hasta su separación en 2017.  Tras una primera época de tensiones a causa de su ruptura, posteriormente han llegado a un cordial entendimiento, tanto que incluso él estuvo presente en estos festejos. Y no solo, sino acompañado por su prometida, la abogada parisina Scarlett-Lauren Sirgue. Aunque estos aún no han fijado fecha para su enlace, es de suponer que Tessy también pueda acudir como invitada.

El bautismo de su bebé se llevó a cabo a la manera tradicional, por la Iglesia y con el pequeño vestido con un clásico faldón de cristianar. El niño tuvo seis padrinos, como se encargó de confirmar su madre a través de las redes sociales. Para esta cita, Tessy lució un vestido-abrigo corto con lazadas en color beige.

Redes sociales.

Más tarde llegó la hora de la gran fiesta nupcial que Tessy y Frank se habían prometido y que tuvo lugar en el Domaine La Forêt, un resort situado en la ciudad luxemburguesa de Remich. Ella cambió su atuendo por un traje blanco largo sin mangas y con escote a pico y se puso una corona de flores. Un look de novia con el que reafirmó su amor por su ya marido. «Pura felicidad», escribía acompañando el mensaje con una foto de la pareja besándose en un salón de banquetes.

Por si faltara algo, al día siguiente la pareja celebraba también la fiesta de Halloween y se disfrazaba para la ocasión con sus más terroríficas galas. Con ello daban por concluido un fin de semana muy intenso, lleno de emociones de todo tipo, pero sobre todo felices.