Rania de Jordania se rodea de su marido y sus cuatro hijos para desear lo mejor en el Año Nuevo. Y lo hace con vestido blanco y de firma internacional.


De blanco y sonriente, así posa Rania de Jordania rodeada de toda su familia para enviar su tradicional felicitación navideña. Junto a su marido, el rey Abdullah, y sus cuatro hijos, la reina brilla con su elegancia habitual mostrándose como una piña en el que, posiblemente, ha sido uno de los años más difíciles para la monarquía hachemita.

Así, fieles a sus costumbres de cada año, los reyes han publicado una nueva imagen de cara a las fiestas navideñas. Aunque Jordania es un país musulmán y no celebran la Navidad cristiana, siempre desean lo mejor para estas fechas: «Que los hilos de la felicidad, la esperanza y la buena salud entrelacen juntos vuestro Nuevo Año».

felicitacion navidad rania de jordania 2021
Gtres.
Rania, de 51 años, está radiante con un vestido blanco de manga larga rematada en volante. Es de la firma londinense Roksanda. Pero como maestra absoluta en esto de la moda, la reina lo ha ‘customizado’ o adaptado a sus gustos añadiéndole un fajín de corte étnico, como guiño a sus raíces.
La reina siempre manifiesta un enorme orgullo por los suyos y, en especial, por sus cuatro hijos: el príncipe Hussein, de 26 años, es el actual heredero; la princesa Imán, de 25, que en la foto luce un vestido camisero de color granate de Bottega Veneta; la princesa Salma, de 21, con un vestido azul también de Roksanda; y el príncipe Hashem, de 16, quien sigue llevando sus ‘brackets’ dentales. Los mayores han regresado al hogar temporalmente a causa de la pandemia, ya que se encontraban estudiando en Washington.
Gtres.
Todos ellos han superado uno de los peores trances para la monarquía jordana. El pasado abril saltaba un gran escándalo ante la posible traición de uno de los hermanos del monarca, el príncipe Hamzah, quien se habría confabulado con otras importantes personalidades del país para intentar derrocar al rey. Esto ocasionó el arresto domiciliario del príncipe. El hijo del antiguo rey Hussein y Noor de Jordania, y por unos años considerado el heredero al Trono, logró difundir en la cadena británica BBC un duro vídeo denunciando la situación.
A los pocos días, Hamzah ‘humillaba’ la cabeza y pedía un perdón público a su hermano, quien lo acogía bajo su tutela, aunque afirmaba estar «dolido y en shock». Para el resto de detenidos en la operación, el pasado verano se decretaron 15 años de prisión. Eso sí, al príncipe Hamzah no ha vuelto a vérsele en público.

Después de este turbio asunto, la Familia Real hachemita ha intentado dar una imagen de la mayor normalidad posible.