El Príncipe Guillermo rompe una promesa que le hizo a Kate Middleton

El hijo de Carlos III se ha visto obligado a romper la promesa que le hizo a su mujer, la Princesa de Gales.

El Príncipe Guillermo junto a Kate Middleton

El Príncipe Guillermo junto a Kate Middleton.

Foto: Gtres

Están siendo unos días difíciles para la Familia Real británica tras conocer que Carlos III padece un cáncer. El diagnóstico era revelado pocos días después de que el Rey de Inglaterra pasara por quirófano para someterse a una operación tras un agrandamiento de próstata. Con el monarca en pleno tratamiento contra la enfermedad, es la Reina Camilla quien ha asumido la gran mayoría de los compromisos oficiales. Aunque también ha obligado al Príncipe Guillermo a dejar su baja laboral, algo que ha provocado que incumpla la promesa que le hizo a su mujer, Kate Middleton

Harry y Guillermo no se han visto en Londres.

También te interesará

Harry sí estaba dispuesto a reunirse con su hermano, el príncipe Guillermo: lo que truncó su encuentro

El Príncipe Guillermo ha vuelto a retomar su agenda oficial a pesar de haber expresado su deseo de permanecer junto a su mujer, Kate Middleton, para poder ayudarla en su periodo de recuperación tras la operación abdominal a la que fue sometida. Hace tan solo unas semanas, el hijo mayor del Rey Carlos III aseguraba mediante comunicado que estaría de baja hasta Semana Santa, fecha en la que estaba previsto que la Princesa de Gales se recuperara por completo. Se trataba de una promesa que le había hecho el hijo de Lady Di a su mujer, pero que se ha visto obligado a incumplir debido al diagnóstico de su padre. 

Carlos III ya ha iniciado el tratamiento para vencer al cáncer, del cual se desconocen muchos detalles

También te interesará

Los detalles del "tratamiento pionero" al que se someterá Carlos III por su cáncer

 

Guillermo de Inglaterra ofrece su primer discurso desde el cáncer de su padre.

Guillermo de Inglaterra llegando a la gala benéfica.

Gtres.

Hasta ahora, habíamos visto al Príncipe Guillermo en tan solo una ocasión y era durante una de sus visitas al hospital para estar con Kate Middleton. Hace tan solo unos días, le volvíamos a ver, uniformado, acudiendo a un acto oficial y su imagen no pasaba desapercibida. En concreto, le veíamos serio y con muchas ojeras. Algo que provocaba que la prensa británica mostrara su preocupación por el heredero. 

Poco o nada se sabe del estado de salud de Kate Middleton, más allá de que se encontraría estable y recuperándose de su operación programada. Este mismo sábado, 10 de febrero, 'Daily Mail' publicaba que la Princesa de Gales habría abandonado Windsor en compañía de sus tres hijos y su marido para pasar unos días en Sandringham. Es en esta residencia familiar donde también se encuentra el Rey Carlos III. 

El Príncipe Guillermo agradece las muestras de cariño hacia su padre

"Agradecemos, de verdad, la amabilidad de todo el mundo. Gracias". Con estas palabras se ha dirigido Guillermo de Inglaterra a los periodistas que le esperaban a su llegada a la gala benéfica. Muy elegante, vestido de esmoquin, se ha dejado ver con semblante preocupado a pesar de la sonrisa que les ha dedicado a los medios ahí reunidos. Ya en el interior del evento, y tras saludar al actor Tom Cruise, presente en el acto, ha ofrecido un discurso en el que le ha sido imposible no referirse a su padre y Kate Middleton, convaleciente tras ser operada de un problema abdominal.

Me gustaría aprovechar la oportunidad para decir gracias. También por los amables mensajes de apoyo a Catherine y a mi padre. Especialmente en los últimos días. Significa mucho para nosotros", se ha reiterado el príncipe Guillermo delante de los asistentes a la gala. A pesar y a propósito de las circunstancias, el heredero no ha dudado en sacar a relucir su característico sentido del humor para referirse al momento que vive su familia. "Es justo decir que en las pasadas semanas he estado bastante centrado en cuestiones médicas. Así que he pensado en venir a un acto ambulancias aéreas para desconectar", ha señalado, provocando la risa del público.