Mary de Dinamarca, esposa del príncipe heredero Federico, arropa a su suegra en su 50 aniversario en el trono con un look elegante y regio


La reina Margarita de Dinamarca está de aniversario. Hoy celebra los 50 años de su ascenso al trono y lo hace rodeada por su familia: sus dos hijos, los príncipes Federico y Joaquín, y sus respectivas nueras, las princesas Mary y Marie, además de por su hermana la princesa Benedicta.

Gtres.

Solo faltaba su hermana menor, Ana María de Grecia, que tal y como se anunció no ha podido viajar al país a causa del ingreso por coronavirus de su marido, Constantino de Grecia. Este contacto directo con un positivo, además del hecho de la preocupación personal por la salud de su esposo, ha hecho que Ana María se caiga de las celebraciones por este aniversario, según estaba previsto.

Los actos han comenzado esta mañana a las 9:30 horas, con la asistencia de la soberana y su heredero, el príncipe Federico, a un Consejo de Estado en el palacio de Christianborg. A las 10 la reina Margarita, acompañada por los otros miembros de la familia han participado en la celebración en el Parlamento danés.

Gtres.

Allí hemos podido ver a las nueras de la reina encantadas de acompañar a la soberana en una ocasión tan especial. La princesa Mary, esposa del heredero al trono, iba radiante cubierta con una capa en color crema y un elegante casquete tipo Jackie Kennedy con hojas de Jane Taylor.

Por debajo llevaba un vestido midi de punto en color beige de Gabriela Hearst y bajo este una delicada blusa blanca. Como adorno, un clásico collar de perlas con el que sacaba un sobresaliente en estilo lady.

Gtres.

La princesa Marie, esposa del príncipe Joaquín, también ha acaparado las miradas vestida con un abrigo azul claro de la firma Max Mara, un vestido de flores de Gerard Darel y también con tocado, como manda el protocolo.

Hoy era el día de la reina Margarita y todos se han volcado con ella. Por cierto, la soberana ha acudido a la cita con una pamela adornada con plumas y unos pendientes de brillantes y un broche con forma de margarita, su flor preferida y un símbolo para ella por motivos obvios. Además guarda un significado doblemente emotivo, pues el broche perteneció a su madre, la reina Ingrid, y ella misma lo lució en su boda con el príncipe Henrik en 1967.

Gtres.

Por último, todos se han trasladado a la ciudad de Roskilde, situada a poco más de media hora de la capital, para cumplir con un emocionado tributo, previsto en la catedral a las 12 del mediodía. Allí hemos visto a la soberana con un impresionante abrigo de piel para protegerse del frío, guantes, bolso y otro sombrero distinto a juego en piel.

Gtres.

Una vez dentro del templo, han depositado una corona en la tumba del rey Federico IX, padre de la reina Margarita, conmemorando también el medio siglo que ha transcurrido desde su muerte.

Aquí iba a formar parte Ana María de Grecia, quien lamentablemente no ha podido rendir este sentido homenaje a su padre.

Debido a las actuales condiciones de la pandemia, el programa festivo inicialmente anunciado, que hubiera debido celebrarse durante este fin de semana, ha tenido que posponerse para finales del próximo verano, justamente para los días 10 y 11 de septiembre.

Entonces se llevarán a cabo diferentes eventos en el Ayuntamiento de Copenhague, una representación teatral, un servicio religioso en la catedral de Copenhague y un banquete de gala en el palacio de Christianborg.