Máxima de Holanda y Guillermo de Holanda ofrecieron una cena de gala para el presidente indio y su esposa en palacio.


Tras muchos meses con compromisos que pendían de un hilo debido al coronavirus, las Casas Reales ya han retomado sus agendas con total normalidad. Así se demostraba este martes con la Reina Letizia, quien acaparó todas las miradas en Reino Unido o Máxima de Holanda en Amsterdam, que ha lucido una tiara de aguamarinas capaz de dejarte sin aliento. Ella y su marido, Guillermo Alejandro, presidieron una cena de gala ante el presidente indio y su esposa, sacando toda la artillería en lo que a joyas se refiere.

Máxima de Holanda Guillermo Alejandro
Gtres

La historia de la tiara

La velada tuvo lugar en el Palacio Real, una noche en la que Máxima de Holanda lució un diseño color gris perla de la firma Luisa Beccaria que combinó con unos impresionantes accesorios: una tiara de la Casa Real holandesa, de la cual se conoce su historia. Esta corona fue muy querida por la reina Juliana de Holanda, abuela del actual Rey, quien la recibió de manos de sus padres, el príncipe Enrique y la Reina Guillermina, como regalo de sus 18 cumpleaños. Una vez alcanzada la mayoría de edad pasó a tener en su joyero una tiara compuesta de siete aguamarinas de Brasil y diamantes, cuya base es de platino desmontable. 

Máxima de Holanda la ha llevado consigo en numerosas ocasiones y es que es espectacular. Es una joya art déco de Kempen, Begeer & Vos, que en su momento fue tendencia y que, a día de hoy, provoca que se convierta en el centro de atención. Todo un despliegue en el que Máxima ha sacado piezas históricas del joyero real, ya que además de la tiara también destacan los deslumbrantes pendientes. Estos pertenecen al mismo conjunto, el cual la baronesa Armgard von Cramm le regaló a Juliana para su boda celebrada en 1937.

Máxima de Holanda Guillermo Alejandro
Gtres

El estilo de Máxima de Holanda es exquisito, prueba de ello, que posea uno de los joyeros más fastuosos de la realeza europea. Diamantes, esmeraldas, perlas o aguamarinas son solo algunas de las piedras que lo componen, aunque lo verdaderamente valioso es su significado histórico. Hablamos de ‘Los Rubíes Melleiro’, ‘La diadema de pavo real’, ‘La faja de diamantes’ o ‘Los zafiros de la Reina Emma’, coronas que suele combinar con otras joyas muy especiales para ella y el resto de Familia Real.

¿Cuándo se casaron Máxima de Holanda y Guillermo Alejandro?

El 2 de febrero de 2002 en la Iglesia Nueva de Ámsterdam, donde se dieron el 'sí, quiero'. Desde aquel momento, se han mostrado inseparables delante y detrás de las cámaras.