Las reina Máxima de Holanda prosigue con su agenda a buen ritmo. En su último compromiso acudió a la sede de ABN AMRO, en Ámsterdam, para la presentación de un informe titulado «La importancia de la inclusividad en la banca».

La soberana, que asistió en calidad de Embajadora Especial de las Naciones Unidas para el Desarrollo de las Finanzas Inclusivas, se presentó con un vistoso look en tonos verdes y azules, en el que destacaba una falda de cuero y una blusa con lazada. Pero aparte del incómodo viento que soplaba, a su llegada se encontró con otra sorpresa…

maxima de holanda
Gtres.

Y es que entre las personas que la esperaban estaba un rostro conocido para ella. Una veterana fotógrafa cuya emotiva historia descubrimos hace unos meses. Fue a principios del pasado octubre, cuando de pronto Máxima de Holanda nos sorprendía entre lágrimas en otro evento.

Entonces se paró con una señora mayor, a la que saludó muy afectuosamente y la abrazó, hasta el punto de que se emocionó y acabó llorando. Una cámara fue testigo del momento y lo compartió, haciéndose viral rápidamente. En las imágenes se escuchaba a la reina decirle a esta mujer: «Te echaremos de menos».

Todo el mundo se preguntó quién era esta mujer que había despertado la emoción en público de la reina. Poco después se conocía la historia completa. Se trataba de Josée, una fotógrafa aficionada, de 70 años, que seguía la vida oficial de Máxima desde sus inicios como ‘royal’ en los Países Bajos y con ello se había convertido en un rostro muy familiar para ella. Entonces se supo que padecía cáncer de mama y que debía retirarse un tiempo para seguir el tratamiento.

maxima de holanda
Gtres.

Pues bien, cuatro meses después ambas se han reencontrado de nuevo. La fotógrafa, con la cámara colgada al cuello, parece encontrarse muy bien de salud y con fuerzas para continuar su labor. La reina Máxima la vio nada más llegar a su cita y no pudo ocultar su alegría. Las dos volvieron a saludarse con mucho cariño e intercambiaron unas palabras.

maxima de holanda
Gtres.

Después, Máxima de Holanda entró al lugar para cumplir con su compromiso y con el buen sabor de boca de este reencuentro.

maxima de holanda
Gtres.

Una vez dentro, la reina volvió a mostrar su compromiso con esta causa, que además estaba especialmente enfocada en derribar las barreras financieras para las mujeres. Hay que recordar que Máxima estudió Economía y llegó a ocupar destacados puestos en empresas internacionales antes de conocer y casarse con Guillermo de Holanda.

A su salida de nuevo se encontró con Josée, de la que se despidió hasta la próxima. En esta ocasión, la fotógrafa incluso le entregó a la reina un bonito ramo de flores, que esta agradeció. Lo que una vez más quedó patente es la humanidad de la reina, cuya cercanía y simpatía siempre se han elogiado.