La noticia de la muerte de la reina Isabel II de Inglaterra ha conmocionado al mundo entero y acapara estos días casi toda la atención mediática. Pero el mundo sigue… También para el resto de monarquías europeas, que pese a manifestar su pesar por la pérdida de una soberana tan emblemática, deben seguir con sus respectivas agendas. Es el caso de Margarita de Dinamarca, quien justamente está celebrando los fastos oficiales por su Jubileo de Oro por su 50 aniversario en el trono.

reina margarita de dinamarca
Gtres.

Las circunstancias sanitarias motivaron que el programa previsto para el pasado febrero, cuando hubiera debido conmemorarse, tuviera que posponerse hasta este septiembre. La historia ha querido que coincidiese con el fallecimiento de la monarca británica, pero ya no cabía margen para cancelaciones.

Solo alguno de los actos ‘menores’ se ha visto trastocado. Lo que sí ha tenido lugar es el banquete de gala que la reina Margarita ha auspiciado en el palacio de Christianborg en Copenhague, que servía para cerrar este Jubileo de Oro. Inevitablemente sobrevoló la sombra de esta noticia de enorme calado histórico y buena prueba de ello es que solo han asistido un par de Casa Reales.

mary de dinamarca, federico de dinamarca
Gtres.
carlos gustavo de suecia, silvia de suecia
Gtres.

A la cita acudieron como invitados los reyes y reinas de los países nórdicos, los más cercanos a la soberana danesa. Carlos Gustavo y Silvia de Suecia y Harald y Sonia de Noruega arroparon a su colega en una fecha tan especial para ella. Por supuesto, no han faltado los dos hijos de la soberana, el príncipe heredero Federico y el príncipe Joaquín, junto a sus respectivas esposas, la princesa Mary y la princesa Marie. También estaban las dos hermanas de la monarca, la princesa Benedicta y Ana María de Grecia. Todos lucían sus mejores galas, de largo y tocadas con fabulosas tiaras en el caso de las damas.

mary de dinamarca
Gtres.

Una vez desaparecida la reina Isabel, la reina Margarita, de 82 años, ahora se ha convertido en la soberana europea más longeva en el trono. Para este banquete lucía, por cierto, el mismo traje azul de terciopelo y su espectacular juego de joyas de perlas y diamantes que para su retrato oficial por este Jubileo de Oro.