La reina Letizia y el rey Felipe no han despejado la agenda de la Casa Real para estar libres el día de San Valetín. Estos serán sus planes.


Los Reyes tienen la posibilidad de despejar por completo su agenda en fechas muy señaladas. Así sucedió en el último cumpleaños de la princesa Leonor, pues se liberaron de cualquier acto que les mantuviera alejados de su hija. Una decisión que también suele tomar doña Letizia el día de su nacimiento, aunque solo en los años impares. Pues bien, este 14 de febrero ambos aparecerán públicamente en San Valentín y su plan estará alejado de Zarzuela. Prueba de ello que esté fijado en el calendario que el rey Felipe y la reina Letizia viajen hasta Cádiz para cumplir con sus compromisos profesionales, siendo esta su particular escapada ‘romántica’.

El cambio estético de la infanta Leonor que ha pasado desapercibido en la apertura de las Cortes

reina Letizia rey Felipe

Concretamente, celebrarán el Día de los Enamorados entre Huelva y Cádiz. Y es que allí tienen previsto acudir al Congreso Científico de clausura de la conmemoración del 50 aniversario del Parque Nacional de Doñana a las 11.30 de la mañana para poco después acudir a la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción en Huelva. Ya será por la tarde cuando aprovechen para visitar el espacio natural protegido de Andalucía y sobre las seis de ese mismo día se trasladarán hasta Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).

El rey Felipe celebra su cumpleaños en una taberna sin la reina Letizia

Quizás después de cumplir con esta hoja de ruta tenga lugar la celebración más íntima de doña Letizia y don Felipe, sin embargo, se desconoce la ubicación de la misma y si existirá algún gesto por parte de los dos de cara a esta festividad. Fue en 2019 cuando doña Letizia hizo su guiño más especial en este día a su esposo. Recicló en Marruecos el traje de chaqueta blanco de Armani con el que hizo oficial su compromiso, un conjunto estilístico cargado de gran significado y que supuso una sorpresa para los medios de comunicación.

reina Letizia

A pesar de que ambos tratan que sus planes no transciendan e incluso no desvelan el destino de sus viajes privados, no es la primera vez que se filtran sus cenas románticas o los espectáculos a los que los Reyes acuden en solitario.