La princesa más desconocida y sorprendente de Bután

Sonam Dechen Wangchuck puede ser una absoluta desconocida para el gran mundo de la realeza mundial, pero su figura es bastante interesante. Tanto que estos días ejerce de embajadora de su país en una visita oficial a Japón, donde fue recibida por la emperatriz Michiko en el Palacio Imperial de Tokio.  

La Princesa es la hija del cuarto Rey de Bután Jigme Singye Wangchuck y mediohermana del quinto y actual monarca, Jigme Khesar Namgyel Wangchuck. Este, a sus 37 años, es el Rey más joven del mundo y está casado con Jetsun Pema, una bellísima plebeya, que ha logrado notoriedad internacional. 

Sonam Dechen no está a la sombra de su hermano, sino a su servicio, ya que es toda una profesional. Tiene 36 años y se ha formado en Estados Unidos. Está graduada en Relaciones Internacionales por la Universidad de Stanford y posee un master en Derecho por la Universidad de Harvard. Trabajó para la Real Corte de Bután y actualmente lo hace en los servicios judiciales del Reino de Bután como presidente del Instituto Nacional Legal de Bután. 

Sonam Dechen Wangchuck, con la típica vestimenta del reino de Bután.

A nivel personal, está casada con Dasho Phub W. Dorji, con quien contrajo matrimonio en el Palacio de Motihang el 5 de abril de 2009. Ambos mantienen una relación desde hace veinte años, cuando se conocieron en el instituto. Tienen dos hijos: Dasho Jigje Singye Wangchuck y Truelku Varotsana Jigten Wangchuk, de los que suelen presumir en sus redes sociales.

La joven, de 36 años, rivaliza en belleza con su famosa cuñada, la Reina de Bután.

Su marido también es un destacado profesional. Hijo de un afamado arquitecto, él también ha estudiado en el extranjero, en concreto Finanzas en la Universidad americana de Georgetown. En la actualidad es el director del Banco de Bután y trabaja para el Ministro de Economía del país. 

La Princesa, feliz y orgullosa con su marido y sus dos hijos.

Bután es un pequeño país del sur de Asia, situado en la cordillera del Himalaya, que  comparte fronteras con China e India. Es una monarquía constitucional, con menos de un millón de habitantes. Entre sus curiosidades se cuenta el grado de felicidad como un índice tan importante como la economía. 

Los dos hijos de la pareja, en una simpática imagen disfrazados de leones.

 

Más contenido .....