Sus Majestades han puesto fin a su gira por el país en Asturias, acompañados de Fernando Alonso.


La Reina Letizia y Felipe VI han cerrado su intensa gira por las comunidades autónomas en Asturias. Allí han puesto el broche final a un periplo por toda nuestra geografía que arrancó el pasado mes de junio y que los ha llevado a recorrer cada rincón de nuestro país. El final de su viaje ha tenido lugar en el Museo y Circuito Fernando Alonso, en Llanera. En este complejo deportivo, dedicado al expiloto de Fórmula 1 y dedicado al fomento del automovilismo, han estado acompañados del deportista, en plena preparación de las 500 millas de Indianápolis. Sus Majestades han recorrido parte de sus 95.422 metros cuadrados de instalaciones guiados por el asturiano, que ha ejercido como perfecto anfitrión.

En esta última visita de su gira, ni Letizia ni Felipe se han cambiado de ropa. La monarca se dejaba ver -al igual que en su visita de la mañana al Centro de Tratamiento de Residuos de Cogersa, en Gijón- con su vestido midi de Massimo Dutti (de 2019), valorado en 99 euros. Un ‘look’ low cost que completaba con unas alpargatas de tacón de la firma española ‘Mint&Rose’, valoradas en 109 euros. Dando prioridad a la comodidad, la Reina ha recogido su pelo en una coleta alta. Y ha vuelto lucir su anillo fetiche de la firma Karen Hallam.

Este día, Don Felipe y Doña Letizia han estado acompañados por el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes. El político los acompañaba a las 11 de la mañana a la visita que han hecho al Elogio del Horizonte, realizada por el escultor vasco Eduardo Chillida en Gijón.

En la última jornada de su ronda de visitas a todas las Comunidades Autónomas, los Reyes se han mostrado muy cercanos con Fernando Alonso, con quien han coincidido en otras ocasiones. Además del piloto, también recibieron en el complejo numerosos trabajadores del centro, así como los padres del propio Alonso, José Luis y Ana María, que saludaron a los monarcas a su llegada.

Fernando Alonso, que acaba de cumplir 29 años, mostró a los monarcas la colección de monoplazas y otros objetos de su carrera deportiva que tiene en una exposición permanente y en la que, a medida que pasa el tiempo, añade algún complemento, como cascos, monos o las inseparables gorras que lleva en las competiciones en las que participa. Al finalizar su recorrido asistieron a una charla de seguridad vial que no se perdieron los niños del campamento que organiza el centro.

Sus rostros reflejaban la satisfacción por el trabajo cumplido. Ha sido más de un mes de trabajo, reuniéndose con las personas y entidades implicadas en frenar el avance de la crisis sanitaria en España. A lo largo de este tiempo han agradecido y reconocido el esfuerzo que toda la sociedad española está realizando durante la pandemia del COVID-19.