Las dos hijas de la princesa monegasca no dejan de batirse en 'duelo' durante el Festival Internacional de Circo de Montecarlo: ¿Quién gana?


Las dos hijas de Estefanía de Mónaco son su gran orgullo. Y así lo demuestra cada vez que tiene ocasión. Por ejemplo, en estos días está presumiendo de ellas sin parar. Y es que con motivo del Festival Internacional de Circo de Montecarlo, las chicas son sus mejores escuderas en cada jornada, acompañándola, flanqueándola y apoyando su tarea en la promoción del fabuloso mundo circense, del que además es presidenta de honor.

Es indudable que la presencia de Pauline Ducruet y Camille Gottlieb es un activo más en la promoción de este prestigioso evento y, de hecho, no faltan en ninguna edición. Más allá de su presencia a favor del circo, esta vez nos han dejado varios momentazos de estilo dignos de reseñar. Como dignas «hijas de» una princesa, y nietas de la glamourosa Grace Kelly, ambas lucieron sus mejores galas y dieron lo mejor de sí mismas. Eso sí, en esta ‘batalla’ o duelo, o como lo queramos llamar, siempre existen las comparaciones… y estas, a veces, son odiosas. ¿Por qué? Nos explicamos.

Pauline, de 25 años, fruto del matrimonio de la princesa con Daniel Ducruet, se ha convertido en una prometedora diseñadora de moda y tiene incluso su propia firma, Alter, que acaba de lanzar su primera colección. Por su parte, Camille, de 21 años, nacida de su relación con el guardaespaldas Jean Raymond Gottlieb, ha crecido a su sombra y como su referente en muchas cosas en calidad de hermana mayor. Hace un tiempo, la pequeña sufrió una ‘metamorfosis’, en la que dejó atrás a aquella niña tímida con gafas de pasta y algunos kilitos de más. En su lugar surgió una atractiva jovencita que presumía de su cuerpo en redes sociales y ya no se escondía.

Eso le valió incluso comparaciones con su famosa abuela materna. Sin embargo, si tenemos que elegir una ganadora en estos últimos duelos, nos decantamos claramente por una… ¡Y es Pauline! A las pruebas nos remitimos.