En el circo con los mellizos, Alberto, Estefanía, Pauline… Todos menos Charlène

Alberto llevó a sus hijos al Festival de Circo de Montecarlo, junto a su hermana Estefanía y sus sobrinas, Pauline y Camille. Solo faltaba su esposa.

El Festival Internacional de Circo de Montecarlo prosigue su curso y la familia principesca no falla casi ningún día asistiendo a los diferentes espectáculos desde la primera fila. Es una cita de primera magnitud en Mónaco y revela el enorme compromiso de los Grimaldi con los artistas. Si en la inauguración vimos a Alberto y su hermana Estefanía, junto al hijo de esta, Louis Ducruet, y su prometida, Marie Chevallier, en los días siguientes se han ido sumando familiares, incluidos los pequeños Jacques y Gabriella. Solo se echa en falta a su madre, la princesa Charlène.

14Nueva foto de familia

La foto de familia a su llegada al recinto donde se celebra el certamen circense cada día se hace más grande. En la última aparición de los Grimaldi vemos a Alberto, esta vez con sus dos hijos, además de su hermana Estefanía y las dos hijas de esta, Pauline Ducruet y Camille Gottlieb. Estefanía es la organizadora y presidenta de este festival, así que su apoyo se da por descontado.

Leer más: Estefanía reaparece en el circo con su hijo y su nuera.

13Los hijos de Alberto y Charlène, presentes

Dada su corta edad, era de esperar que los mellizos hicieran su aparición tarde o temprano. En la edición del año pasado acudieron el primer día. Esta vez se han hecho esperar un poco más, pero no han faltado. El circo colma todas las ilusiones de cualquier niño, y ellos, a sus cuatro añitos, no son menos.

12Jacques y Gabriella, listos para disfrutar del circo

11En primera fila

Bajo la carpa una vez más recibieron los aplausos el Príncipe y su familia, que se situaron en la primera línea para pasar una buena tarde de circo. En esta ocasión causó baja la princesa Charlène, madre de los niños, quien ha asistido a este certamen pocas veces.

10Estefanía es la presidente del festival

9En el regazo de papá y la tía

Jacques se aposentó en las piernas de su padre, mientras que Gabriella lo hizo en las de su tía Estefanía.

8Alberto presumió de su hijo y Heredero

El príncipe Alberto no se separó de su hijo, quien por nacer poco antes que su hermana ostenta el título de Heredero.

7Estefanía sacó su lado maternal con Gabriella

6Una tía dulce y cariñosa

Estefanía demostró que tiene buena mano con los más pequeños. Ha criado a tres hijos y, aunque ya está preparada para ser abuela, su papel de tía con los pequeños Grimaldi sigue de plena vigencia. Hay que recordar que sus sobrinos mayores, Andrea, Carlota y Pierre, ya la han convertido en tía abuela.

5Las primas mayores

También las primas mayores, en este caso Pauline y Camille, se preocuparon por el bienestar de la pequeña. Aunque hay una gran diferencia de edad entre ellas, procuran mantener el mayor contacto posible. Pauline, por cierto, llamó mucho la atención vestida con un conjunto completo en amarillo mostaza. No en vano se dedica a la moda y conoce al dedillo las últimas tendencias.

4Recién llegados de Nueva York

Jacques y Gabriella están unidísimos y el hecho de que sean mellizos es un vínculo extra de complicidad. Siempre simpáticos y tiernos el uno con el otro, acababan de llegar de un viaje a Nueva York, el primero que realizan a la ciudad de los rascacielos, como dejó constancia su madre en las redes sociales.

3Una rosa para la princesita

En un momento uno de los payasos de la función se acercó y entregó una rosa a Gabriella, quien la recogió con sumo gusto.

2¡A por el balón!

Y en otro incluso tuvieron la oportunidad de participar activamente cuando les acercaron un enorme globo rojo. Fue entonces cuando tanto Alberto como Camille auparon a los niños para que consiguieran tocarlo.

1La felicidad contagiosa de los niños

La ilusión de Jacques y Gabriella era evidente, pero también la de los más mayores. Es inevitable que uno se vea contagiado de la alegría al ver felices a los tuyos.