Charlène de Mónaco ha acompañado este sábado al príncipe Alberto y sus dos mellizos al campeonato de Fórmula 1 que se celebra en el Principado.


14 meses después de estar alejada del foco mediático después de contraer una grave infección que la retuvo en Sudáfrica, su país natal, e ingresar en una clínica en su regreso a Europa, Charlène de Mónaco ha regresado a la vida pública. La exdeportista ha acompañado este sábado al príncipe Alberto y sus dos mellizos, Jacques y Gabriella, al campeonato de Fórmula 1 que se celebra en el Principado. 

charlene de monaco
Gtres

Charlène de Mónaco ha retomado su agenda oficial y ha reaparecido en un acto público este fin de semana después de haber pasado por unos meses muy difíciles. Su presencia en el Gran Premio de Fórmula 1 del Principado no ha pillado a muchos por sorpresa puesto que durante la Semana Santa la casa de los Grimaldi se había encargado de publicar un bonito posado familiar en el que podíamos volver a verla.

Después de casi dos años, esta reaparición supone su regreso a la vida pública y por ello ha elegido un evento deportivo y señalado para la ocasión. Para ello, ha apostado por lucir un traje de chaqueta y pantalón con aberturas verticales en tonos grises, de la firma Akris. Para completar el look, Charlène de Mónaco pisaba fuerte con unos salones en tono negro. Los dos pequeños han ido perfectamente combinados con sus padres.

La sintonía entre el matrimonio se ha podido palpar y todas las miradas se han ido para la pequeña Gabriella, que no se separaba de los brazos de su madre. Esta actitud le ha servido a la exdeportista como un aliciente para sentirse como en casa en su regreso a la vida pública. Por el momento, se desconoce si este será el principio de su regreso completo a las actividades institucionales o por si el contrario será una vuelta gradual.

charlene de monaco
Gtres

Cabe recordar que el pasado 17 de abril, la exdeportista reaparecía en las redes sociales gracias al bonito posado familiar que protagonizaba junto a su marido y sus hijos para felicitar la Pascua. Una idílica estampa familia en la que podemos verles de los más felices posando para felicitar así la Pascua a todo el Principado. Un posado muy llamativo en el que les podemos ver sentados sobre el césped, entre flores y en donde un gigantesco conejo (con la cesta de los huevos de Pascua) les quita un poco de protagonismo. «El príncipe Alberto y la princesa Charlène les desean una muy feliz Pascua», era el mensaje que querían transmitir.

El refugio de Charlène

A lo largo de las últimas semanas, la mujer del príncipe Alberto se refugiaba en el palacio Roc Agel para terminar con la recuperación de la enfermedad. Esta residencia se encuentra en la ciudad de Peille, en plena frontera con Francia. Se trata de una fortaleza con vistas al Principado. Fue construida en 1957 por el príncipe Raniero III. La vivienda está situada en un terreno de 56 hectáreas con cultivos ecológicos. En 2015 fue reformado pero al poco tiempo volvió a sufrir una reforma por Charlène, que quiso darle un giro a la decoración.

¿Qué le pasó a Charlène de Mónaco?

Charlène de Mónaco contrajo una grave infección de oídos, garganta y nariz que derivó en varias operaciones.